La mala salud cardiovascular afecta a la memoria
La mala salud cardiovascular influye en el aprendizaje - fotolia

La mala salud cardiovascular afecta a la memoria

Desempeña un papel crítico en la salud del cerebro

Actualizado:

Las personas con mala salud cardiovascular tienen una mayor incidencia de deterioro cognitivo, según revela una nueva investigación. Una mejor salud cardiovascular es más común en los hombres y las personas con educación superior y mayores ingresos, mientras que la incidencia de la discapacidad mental se detecta más habitualmente en las personas con menores ingresos, que viven en el «cinturón de los accidentes cerebrovasculares» o tienen enfermedad cardiovascular.

El riesgo de desarrollar problemas de deterioro cognitivo, especialmente de aprendizaje y memoria, es significativamente mayor para las personas con problemas de salud cardiovascular que en los individuos con salud cardiovascular intermedia o idónea, según este nuevo estudio, que se publica en « Journal of the American Heart Association».

La salud cardiovascular desempeña un papel crítico en la salud del cerebro, con varios factores de riesgo cardiovascular que desempeñan también un papel en una mayor propensión a deterioro cognitivo. Los investigadores hallaron que las personas con las puntuaciones de salud cardiovascular más bajas tenían más probabilidades de mayor deterioro en el aprendizaje, la memoria y las pruebas de fluidez verbal que sus contrapartes con perfiles de riesgo intermedio o mejores.

En el estudio participaron 17.761 personas de 45 años o más que tenían función cognitiva normal y sin historia de accidente cerebrovascular y a los que se les evaluó la función mental cuatro años más tarde. Los científicos usaron datos del « Reasons for Geographic and Racial Differences in Stroke (REGARDS) Study» que determinó el estado de salud cardiovascular basándose en un sistema de puntuación de la Asociación Americana del Corazón.

La población del estudio REGARDS estaba formada por un 55 por ciento mujeres, 42 por ciento de negros, 58 por ciento de blancos y 56 por ciento de residentes en estados del «cinturón de derrame cerebral» de Alabama, Arkansas, Georgia, Louisiana, Mississippi, Carolina del Norte, Carolina del Sur y Tennessee.

El «Life's Simple 7» es un nuevo sistema de la Asociación Americana del Corazón para medir los beneficios de los comportamientos de salud modificables y factores de riesgo en la salud cardiovascular, como tabaquismo, dieta, actividad física, índice de masa corporal, presión arterial, colesterol total y glucosa en ayunas.

Tras tener en cuenta las diferencias de edad, sexo, raza y educación, los investigadores identificaron un menoscabo cognitivo en el 4,6 por ciento de las personas con las peores puntuaciones de salud cardiovascular; el 2,7 por ciento de los participantes con los perfiles de salud intermedios; y el 2,6 por ciento de los que están en la categoría de mejor salud cardiovascular.

«Incluso cuando no se logra una salud cardiovascular ideal, son preferibles niveles intermedios de salud cardiovascular que bajos para una mejor función cognitiva», señala el investigador principal, Evan L. Thacker, profesor asistente y epidemiólogo de enfermedades crónicas en el Departamento de Ciencias de la Salud de la « Brigham Young University», en Provo, Utah, Estados Unidos. «Éste es un mensaje alentador, porque la salud cardiovascular intermedia es un objetivo más realista para muchas personas que la salud cardiovascular perfecta», agrega.

Las diferencias se observaron sin importar la raza, el género, las enfermedades cardiovasculares preexistentes o el área geográfica, aunque las puntuaciones de salud cardiovascular mayores fueron más comunes en los hombres, las personas con educación superior, mayores ingresos y sin enfermedad cardiovascular.