El estudio relaciona el consumo de 57 gramos de nueces al día con un mejor pronóstico del cáncer de mama
El estudio relaciona el consumo de 57 gramos de nueces al día con un mejor pronóstico del cáncer de mama - Facultad de Medicina de la Universidad Marshall

Un puñado de nueces al día contra el cáncer de mama

Un estudio relaciona el consumo de este fruto seco con la reducción del crecimiento de los tumores en mujeres

Actualizado:

Una nueva investigación de la Universidad Marshall (EE.UU.), publicada en la revista « Nutrition Research», relaciona el consumo de nueces con la reducción del crecimiento y supervivencia de los tumores de mama. El estudio, dirigido por la doctora W. Elaine Hardman, profesora del departamento de Ciencias Biomédicas, reveló que tomar dos onzas de nueces al día (unos 57 gramos) durante dos semanas provocó un cambio significativo en la expresión génica de cánceres de mama confirmados.

Este ensayo es el último de una serie de estudios de la Universidad Marshall sobre el consumo de nueces y su relación con el crecimiento tumoral, supervivencia y metástasis en cáncer de mama.

Estudios anteriores ya habían relacionado el consumo de nueces con la reducción del crecimiento de tumores de mama y/o el riesgo de desarrollarlos en ratones. Tomando como base estas investigaciones, el equipo de Hardman quisó demostrar esta relación en mujeres, bajo la hipótesis de que la ingesta de estos frutos secos cambian la expresión génica en cánceres de mama confirmados reduciendo su crecimiento y supervivencia.

En este primer ensayo clínico, fueron reclutadas mujeres con bultos en los senos lo suficientemente grandes para la investigación. Se les asignó el grupo de control o el que consumía nueces al azar. Inmediatamente después de realizarles la biopsia, las mujeres del grupo de nueces comenzaron a consumir dos onzas al día de este fruto seco hasta el día de la cirugía. Los estudios patológicos confirmaron que los bultos eran cáncer de mama en todas las mujeres que permanecieron en el ensayo. En la intervención quirúrgica, aproximadamente dos semanas después de la biopsia, se tomaron muestras adicionales de los cánceres de mama.

La comparación de la expresión génica de ambas muestras, la obtenida con la biopsia y la de la cirugía, en cada participante, reveló que la expresión de 456 genes identificados en el tumor habían cambiado significativamente debido al consumo de nueces.

«Estos resultados apoyan la hipótesis de que, en humanos, la ingesta de nueces podría contener el crecimiento y supervivencia de los cánceres de mama», señaló Hardman, que reconoció que es necesario un estudio de mayor escala para confirmar clínicamente que el consumo de nueces realmente reduce el riesgo de cáncer de mama o cáncer de mama recurrente».