ES NOTICIA EN ABC

Crítica «Supervivientes 2019»: ¿Qué dedo duele menos?

El concurso afronta la recta final de su mejor edición, y cualquier concursante es indispensable

Omar Montes, ganador de Supervivientes 2019 tras batirse a duelo con Albert Álvarez

Supervivientes: Isabel Pantoja abanandona

Jorge Javier Vázquez, con los concursantes de «Supervivientes» de fondo
Jorge Javier Vázquez, con los concursantes de «Supervivientes» de fondo - MEDIASET
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

«Supervivientes 2019» afronta, desde la gala de este jueves, su gran recta final. En una anómala velada, Jorge Javier Vázquez anunció que dos concursantes abandonarían el programa para siempre y pondrían rumbo a España. Pero, ¿qué dedo de la mano se cortaría? Seguramente ninguno, y lo mismo sucede con los concursantes de «Supervivientes». En esta edición dorada, cualquiera era ya una pieza fundamental para entender el programa y, se fuera quien se fuese, el «reality» perdería muchísimo.

Dakota tuvo que abandonar la convivencia cuando se le comunicó que había sido la expulsada del grupo, poniendo rumbo hacia el barco abandonado, en donde se encontraría con Chelo García Cortés y Mahi, que todavía no habían llegado a las manos a pesar de las duras condiciones de su convivencia. Solo una de las tres podía reincorporarse al grupo, y esa fue Mahi, que consiguió reunirse con el resto de compañeros y recogerá la leña suficiente como para aguantar unos pocos días más.

Medicina para Mónica Hoyos

De las más críticas con la audiencia fue en su día Mónica Hoyos. En el mismo duelo que el vivido el pasado jueves pero hace unas semanas, la peruana fue la que perdió, aunque pudo regresar de nuevo al concurso. Pero esta vez Dakota fue la que perdió. Y es que, en la prueba de recompensa en la que la cultura general mandaba, la alicantina aseguró que el Adriático y el Atlántico eran continentes. Pero Mónica Hoyos dijo que el sonido que emiten las ovejas son berridos. ¿Sería una indirecta (sin pensarla) hacia el presunto servilismo que ha tenido Dakota hacia Pantoja, unido a su polémica personalidad?

La explicación al cambio de parecer de la audiencia hacia Dakota es sencilla: el hartazgo del espectador ante un concurso muy plano. Conflictos, gritos y más gritos sería el resumen de la supervivencia de Dakota, o más bien, de sus compañeros de programa, que son los que han tenido que lidiar con sus formas. Aunque, todo sea dicho, en esta última noche la alicantina ha mostrado un cambio de actitud importante: tranquila y sin elevar la voz, e incluso, respetando los turnos de palabra, Dakota ha sido capaz de hablar de los conflictos. ¡Y todo sin hacer referencias a sus zonas íntimas! Todo un logro por parte de «Supervivientes».

La que tampoco se enfrentó a los conflictos fue Isabel Pantoja. La tonadillera estaba en la enfermería después de que sus análisis de sangre hayan dado índices demasiado altos en algunos valores. Seguramente vengan provocados por el frío que ha cogido en el cuerpo por estar en mar abierto buscando peces o la picadura de algún extraño animal mientras recogía leña. De momento, permanecerá en observación hasta el domingo, cuando se decidirá si puede reincorporarse con el resto de compañeros. Sin duda, una pena que haya tenido que pasar al aislamiento justo antes de la prueba de recompensa de la gala, ya que consistía en contestar preguntas de cultura general. Seguramente no hubiera tenido problemas para soportar el peso de la pizarra, aunque, de haber sido alérgica a la tiza, tampoco podría haber participado de nuevo. Independientemente de esto, que haya aguantado hasta casi el final y que sea ahora su salud la que le arruine la gran final sería una auténtica faena. Ahora, y después de todo lo llovido, parece querer continuar en el concurso, y con esa actitud, su plaza en la final estaría asegurada después del enorme apoyo con el que cuenta en España.

Sangría final

Hasta la final, en cada emisión de «Supervivientes» un concursante abandonará el programa. Pero, ¿quién merece irse ahora? Todos tienen motivos más que suficientes como para convertirse en ganadores. En estos momentos, cualquier vencedor será injusto por algún motivo, pero aun más desconcertante será cualquier expulsión. Albert ha demostrado una enorme flaqueza detrás del cuerpo de un joven que parecía soportar todo. Desde hace varias semanas las fuerzas y los ánimos le han abandonado, y tan solo permanece el hambre que le llevó a raparse el pelo. Mónica Hoyos ha sido la única capaz de enfrentarse a la todopoderosa Isabel Pantoja. Además, si la sacan del concurso, iguanas, lapas y demás fauna hondureña echará de menos las intensas conversaciones que mantienen con la peruana.

Fabio se ubicó en «Supervivientes» gracias a Violeta, pero sin la viceversa ha sabido reconvertirse en un concursante que brilla por su sensatez y sus dotes de navaja suiza: tanto pesca como recoge leña, busca lapas o cangrejos e intenta mediar en los conflictos. Mahi ha sabido coger las adversidades del concurso para convertirse en el sol que brilla más fuerte en Honduras. Sus imitaciones de animales o la forma en la que emula a un surtidor de gasolina o al tapicero de turno han sacado las carcajadas a los espectadores.

Además, hay que recordar también a Omar Montes. Después de su fugaz participación en «GH VIP», todo hacía pensar que abordaría su paso por «Supervivientes» sin pena ni gloria. Pero, sin duda, ha sido la gran revelación del programa. Divertido, conciliador, buen concursante y compañero, ha sabido mantenerse al margen de los conflictos, pero sin aislarse del grupo.

Reina de Honduras

Pero falta hablar de la auténtica reina de «Supervivientes 2019»: Isabel Pantoja. La tonadillera ya era protagonista antes de viajar hacia Honduras, pero en el concurso ha sido el centro de todas las historias, con permiso de Violeta y esas mantas voladoras. Seguramente no haya sido la que más ha pescado o la que más se ha implicado en recoger leña, pero ha sido capaz de, con cualquier mínimo gesto, captar más la atención del público que cualquier otro compañero.

Con Pantoja hemos vivido la fugaz historia de amor con Colate, la emoción al abrazar a su hija, la rabia cuando podían verse favoritismos, la comprensión al narrar la crudeza de su encarcelamiento y lo mucho que le recordaba la aventura a aquello. También la diversión cuando cantaba o bailaba y la tensión cuando usaba en los conflictos su dedo inquisidor de diva musical. ¿Qué más se le puede pedir a Isabel Pantoja en «Supervivientes»? La audiencia, y ella misma, pensaban que no aguantaría ni unas semanas. Y ya está al borde de la final.

Sin duda, «Supervivientes 2019» ha sido la edición más seguida del reality, y ha superado cualquier expectativa posible. Históricamente, la edición más completa fue la que ganó Rosa Benito, en 2011. Pero el hito se lo ha quitado «el moreno» caribeño de Isabel Pantoja. Independientemente de quién se lleve el premio, la final será injusta sin alguno de los actores principales que han movido todas y cada una de las tramas. Ningún ganador será justo, al igual que cualquier expulsado. Todos los dedos duelen por igual.