Es Noticia

Gran Hermano DÚO «GH DÚO», Jorge Javier Vázquez y su «doble moral» en la polémica con Alejandro Albalá

Un sector de la audiencia acusa al programa y al presentador de no utilizar «la misma vara de medir» con Albalá que con Antonio Tejado, Kiko Rivera y Suso Álvarez

Antonio Tejado, Alejandro Albalá y Suso Álvarez
Antonio Tejado, Alejandro Albalá y Suso Álvarez - MEDIASET | Montaje: ABC
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

La comentada actitud y los celos de Alejandro Albalá hacia su expareja Sofía Suescun protagonizaron el martes «GH DÚO: Límite 48 Horas», el programa que emite Telecinco y presenta Jorge Javier Vázquez dos días antes de cada gala de «Gran Hermano DÚO». Mismo hilo conductor que siguió este miércoles «GH DÚO: Última Hora», el espacio de actualidad en la casa que presenta Jordi González y en el que el formato volvió a tratar lo sucedido entre la dupla.

«No sé por qué le has dado tantas vueltas a esto. Yo no soy así. No tengo ganas de estar aquí ya», le decía Albalá a Sofía este miércoles en el programa de González. «Me estás dejando como si fuera una mierda», proseguía. Entretanto, Antonio Tejado trataba de animar al cántabro. «Venga anda, no vayas a convertirte en un alma en pena», le aconsejaba.

El martes, en «GH DÚO: Límite 48 Horas», Jorge Javier Vázquez se mostró muy crítico con el joven. «Lo preocupante es que esos comportamientos estén dentro de ti. Cuando he visto las imágenes, me he acordado de una película terrible, “Te doy mis ojos” [que aborda la violencia de género desde un punto de vista abrumador], que no sé si has visto pero te la recomiendo, visto lo visto. Hay muchas maneras de ver “Gran Hermano” y viendo este programa se puede aprender muchísimo. También a no ser como los concursantes. Este programa lo ven padres y madres con hijas y estas imágenes son ilustrativas. Hay mucha gente que os ve y tienes 20 años. Si yo fuera padre y tuviera una hija que tuviera un novio como tú, lo primero que le diría sería: “Déjalo”. Es totalmente inadmisible que intentes controlar de esa manera la vida de una persona que no te pertenece», reprobó el presentador, ante un Albalá alicaído. «Que haya chicos así en pleno 2019 con todo lo que tienen... en fin», agregó instantes después.

En los vídeos emitidos en el programa, se apreciaba a Albalá molesto por la actitud de Sofía hacia Kiko Rivera y después, con el comportamiento de la joven en el jacuzzi de la casa de Guadalix de la Sierra. «Te gusta mucho que te miren. No me gusta que te vean el culo. La ropa se te transparenta», le llegó a decir el concursante a su exnovia. Tras la emisión de las imágenes, el joven se disculpó una y otra vez. «Me da auténtica vergüenza. Me arrepiento por mi familia y la gente que esté viendo esta gilipollez que he hecho. No puedo hacer más que pedirle perdón a ella y a todo el que haya visto esto», remarcó. Pese a ello, el indulto no llegó.

Los gestos de Tejado y Kiko Rivera

Este mismo miércoles, en «Sálvame», Paz Guerra, la madre de Albalá, intentó defender a su hijo y acusó al programa de no utilizar «la misma vara de medir» para todos los aspirantes. «Alejandro pidió perdón y lo machacaron más. Me pareció desmedido e injusto, porque creo que no se ha utilizado la misma vara de medir para los demás concursantes. Es patético. En esa casa han pasado muchas cosas», se quejó la mujer. Un alegato con claras referencias a Antonio Tejado, duramente criticado por la audiencia por su actitud «machista» y «violenta» en el programa, en el que ha llegado a intentar observar, a través de un espejo, la ropa interior de María Jesús Ruiz. La exmodelo, de hecho, dejó un comentario acerca de Tejado tras el que el concursante amenazó con abandonar el «reality». «Me da miedo, porque es capaz de todo». Hace unas semanas, el concursante frivolizó acerca del caso de «La Manada». «Yo he visto muchas veces tías en San Fermín. Mira que no quiero abrir ningún jardín... pero he visto mucho tema voluntario... ¿no? O sea, que una chavala se quita la camiseta... queriendo a lo mejor... ¿no?», le dijo a Carolina Sobe. Sus declaraciones, sin embargo, quedaron sin reprimenda.

El programa, no obstante, apenas ha hecho hincapié en la actitud del participante sevillano, rostro habitual de «Sálvame», otro espacio de Vázquez en Telecinco. Este martes, de hecho, el plató del programa de la primera cadena de Mediaset aparecía abarrotado de personas con pancartas en apoyo a Tejado. Por todo ello, en redes sociales, miles de seguidores de «GH DÚO» han incidido en el «favoritismo» del programa y del presentador hacia el aspirante, criticando la «doble moral» del espacio y Vázquez al respecto de Albalá y a Tejado. «A mí no me va a dar ninguna clase de moralidad una cadena que a las 6 de la tarde estaba con cartelitos para salvar al cerdo del “Tejas”, y horas más tarde, machaque a Alejandro por comentarios que no llegan ni a la cuarta parte del otro», comentaba una usuaria. «JJ debería pedirle perdón por las insinuaciones que ha hecho, por los términos que ha usado y por la posición que ha tomado. Como presentador tienes el deber de comentar, pero si pides respeto a la audiencia para unos, tú has de ser el ejemplo y dárselo a todos por igual», argumentaba otra. «Lo de relacionar a Alejandro con la peli "Te doy mis ojos" me ha parecido totalmente innecesario y dañino», comentaba una más. «No hay la misma vara de medir con unos y otros», enfatizaba otra.

A ese respecto, un gran sector de la audiencia considera que Vázquez y «GH DÚO» han actuado «bien» en cuanto Albalá –otros, opinan que se han excedido–. Sin embargo, los espectadores consideran que, desde el programa, han pasado por alto los «comportamientos impresentables e injustificables» –como los ha calificado Joaquín Prat, copresentador de «El programa de Ana Rosa»– de Tejado. Algo similar a lo acontecido con Kiko Rivera, que hace unas semanas lanzó un plato al suelo bruscamente mientras discutía con Ylenia Padilla y reconoció haber abandonado «a unas chicas en una cuneta» tras una fiesta.

Cuando le iban a decir que su mujer, Irene Rosales, había sufrido un aborto, la respuesta de Rivera no pudo ser más rotunda: se puso a cantar el «hit» que «compusieron» en «Gran Hermano VIP» El Koala y Omar Montes. «Me llaman el hombre clavo, porque donde pongo el ojo pongo el nabo». Su mujer también le ha cortado las uñas de los pies en la casa, aunque Kiko se ha enfrentado a ella en numerosas ocasiones y ha llegado a lanzarle un últimatum. Tras una riña, fue tajante. «Que sea la última vez que me insultas y menos delante de la gente», le dijo con rotundidad hace unos días. Desde el programa, no obstante, tampoco se ha condenado las actitudes de Rivera.

Aunque en esta cruzada particular de la audiencia contra el «reality» aparece también Suso Álvarez, el considerado por muchos «niño mimado» del «reality» en todas sus extensiones. El finalista de «GH VIP» fue calificado de «machista» por gran parte de la audiencia. A su paso por el concurso, además de cargar contra la audiencia, llegó a dejar «perlas» como «¡Qué limpien las mujeres!» o «Si yo no tengo novia es porque las mujeres no valéis para nada y solo nos queréis por el dinero». No fueron pocas las veces en que cargó contra Miriam Saavedra, Mónica Hoyos y contra la que era su pareja, Aurah Ruiz. A pesar de su relación sentimental, Suso no tuvo pudor para atacar a Aurah. «Es medio calva. Se quita las extensiones y nos cagamos. Es la que menos pelo tiene, aunque no lo parezca... ¡solo tiene cuatro pelos de loca!», afirmó acerca de la joven, de la que dijo que «se está poniendo gorda», y llegó a calificar de «penosa», «ridícula» y «pardilla». Además, dijo de ella frases como «¡Vete a que te penetren con la mirada!»; «Esa es la imagen que das: moviendo las tetas y el culo como una guarra», «Nunca la tendría como novia. Como mucho, como “follamiga”, que para follar sí me gusta» o «Aurah viene, me hace lo que me tiene que hacer y se va». El programa no le reprobó y no solo eso, sino que ahora es colaborador del espacio de Telecinco «Ya es mediodía».