ES NOTICIA EN ABC

Vidas extraordinarias contra el cine de superhéroes

Ante el exceso de «remakes» y franquicias, los autores apuestan por llevar a la pantalla biografías de grandes personajes. La Mostra de Venecia se inaugura y clausura con sendos «biopics»

Ryan Gosling encarna a Neil Armstrong en «First Man»
Ryan Gosling encarna a Neil Armstrong en «First Man» - ABC
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Decía este viernes el actor Rob Lowe que el cine había muerto tras los últimos y polémicos cambios de la Academia de Cine de EE.UU. «Le sobreviven las secuelas, las franquicias y las «majors»», espetó con tremendismo. Se le olvidó un subgénero que esta temporada ha descubierto su Dorado: los «biopic». En un momento en el que en las cabezas de los que mandan en Hollywood solo resuena el eco vacío de los «remakes» y los superhéroes, los guionistas han encontrado en los personajes históricos y en las vidas extraordinarias de héroes corrientes un filón. Solo este año, hasta 24 películas biográficas llegarán a los cines.

Las historias inspiradas en hechos reales han servido de sustento para títulos de todo tipo: desde los «telefilmes» de sobremesa a thrillers de lujo como «American gangster» (2007), de Ridley Scott. Pero los «biopic» van más allá. No se apoyan en un hecho concreto para fabular y ficcionar el resto de la historia, sino que cogen a una persona de carne y hueso y narran desde un acto trascendental para la humanidad hasta su propia vida, si lo merece. La ficción ahí tiene menos hueco, aunque la imaginación de los escritores siga tapando los vacíos que los libros no cuentan.

Lo que llama la atención de este aluvión de estrenos son los nombres, y no los de los hombres y mujeres que hicieron historia, sino de los directores e intérpretes que les pondrán piel y alma en pantalla. Ryan Gosling, Sam Rockwell, Kristen Stewart, Keira Knightley, Colin Firth, Antonio Banderas, Willem Dafoe, Christian Bale, Amy Adams, Damien Chazelle, Bryan Singer...

Camino al Oscar

Como cada temporada de premios, los mejores títulos del año llegan en el último semestre para aguantar frescos en la memoria de los que votan. Una carrera hasta los Oscar que tiene su pistoletazo de salida en los festivales. El primero de ellos, el de Venecia, que arranca el 29 de agosto, se inaugura y clausura con sendos «biopics». Abre el certamen «First Man (El primer hombre)», de Damien Chazelle, el niño mimado de la industria que con sus dos primeros filmes -«Whiplash» y «La La Land»- recibió un buen puñado de estatuillas. Repite con Ryan Gosling de protagonista, que encarna a Neil Armstrong y los años previos en los que tuvo que sacrificarse para ser el primer hombre que pisó la Luna. Llega a España el próximo 11 de octubre.

Cierra la Mostra «Driven», de Nick Hamm, sobre otro «héroe americano» aunque de estilo bien diferentes. Protagonizada por Lee Pace («El Hobbit») cuenta la opulenta vida de John DeLorean, el creador de la DeLorean Motor Company a partir de su relación como informante con el FBI. Donde en la vida de Armstrong había esfuerzo y tesón, aquí hay lujo, mujeres y sol californiano.

En la ciudad de los canales también se podrá ver «At Eternity’s Gate», de Julian Schnabel («Antes que anochezca», «La escafandra y la mariposa») sobre la estancia de Vincent van Gogh en Arles, con Willem Dafoe en el papel del autor de «La noche estrellada». Aún no tiene fecha de estreno en España.

Antes de que se conozca el palmarés de la Mostra, al otro lado del charco, en Toronto, arranca el festival del que se dice salen las primeras apuestas fiables para los Oscar. Allí se estrenará «The Front Runner», de Jason Reitman («Juno», «Up in the air») con Hugh Jackman. Se centra en la vida del político Gary Hart, popular en EE.UU porque tenía potencial presidenciable pero un escándalo sexual acabó con su carrera. Llega a España el 22 de febrero, dos semanas antes de los Oscar. El certamen estrenará también la película con la que Robert Redford se retira de la actuación, «The Old Man and the Gun». El veterano intérprete se mete en la piel de Forrest Tucker, un ladrón de bancos que estuvo en activo hasta los 80 años y logró escapar 18 veces de la cárcel.

La primera proyección de «Can You Ever Forgive Me?», que llegará a España en febrero, será también en Toronto. Cuenta la curiosa historia real de Lee Israel (interpretada por Melissa McCarthy), una mujer que pasó a la historia por falsificar cartas de grandes pintores y escritores fallecidos que luego vendía en subastas.

Lejos del circuito de festivales, «Boy Erased», con Nicole Kidman y Russell Crowe, está haciendo carrera gracias a las buenas críticas de los medios estadounidenses. La historia sobre el hijo de un pastor evangelista que tiene que ir a terapia para «curarse» la homosexualidad está en las quinielas para ser una de las nominadas a mejor filme.

Con Freddie Mercury

De toda esta oleada de vidas extraordinaras que inundarán los cines en los próximos meses, la primera que llega a nuestro país es «Bohemian Rhapsody». Será el 31 de octubre y narra, como no podía ser de otra manera con ese título, la etapa de Freddie Mercury al frente de Queen. Ese mismo fin de semana se estrena la esperada película de Spike Lee «Infiltrados en el KKKlan», que ganó el gran premio del jurado en Cannes con el primer agente negro de Colorado que se infiltró en el KKK. En unos meses llegará también «Loro», la película de Paolo Sorrentino sobre las fechorías de Silvio Berlusconi.

Pero hay más, hasta 24... Destacan «Radioactive», con Rosamund Pike y Sam Riley sobre la vida de la pareja Marie y Pierre Curie. «Mary Queen of Scots», con Saoirse Ronan en el corsé de la reina María Estuardo o «The Happy Prince», con Colin Firth y Emily Watson sobre los últimos años de Oscar Wilde.

Un hito que demuestra que cada vez es más difícil vender al público historias originales sin poner en el cartel un superhéroe o una historia reconocible. El año pasado, en los Oscar, ya hubo «biopics» nominados: «Yo, Tonya», «El instante más oscuro» y «Los archivos del Pentágono». En 2019 habrá más.