Es Noticia

Hollywood se rebela contra el nuevo Oscar: «La industria del cine ha muerto»

El sector critica los cambios en los Oscar, que pasan por premiar al filme «más popular» y por entregar casi a escondidas otras categorías

Exteriores del teatro Kodak horas antes de celebrarse la gala de los Oscars, en una imagen de archivo
Exteriores del teatro Kodak horas antes de celebrarse la gala de los Oscars, en una imagen de archivo - REUTERS/Max Morse
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

El anuncio de la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas de crear la categoría al Oscar más popular ha creado una ola de rechazo por parte de los profesionales de Hollywood. Imitando a los premios de la MTV o a los People Choice Awards, la Academia establece una categoría sin marco establecido que parece patrocinada por los estudios que apuestan por las películas de superhéroes. Las decisiones de su recién elegido presidente, John Bailey, están provocando un serio enfrentamiento entre muchos de sus miembros. Tras abrir las puertas de la Academia a nuevos miembros -que se traduce en nuevos votantes-, el presidente ha decidido que es la hora de cambiar las reglas del juego. Una tormenta perfecta que llega tras las cifras de récord que están cosechando los grandes «blockbusters» frente a la cada vez más paupérrima audiencia de la gala de los Oscar.

El año pasado, la ceremonia de entrega de premios fue la menos vista de la historia moderna, con «solo» 26,5 millones de televidentes. Para este año, la junta de gobernadores de la Academia aprobó varios cambios importantes en el formato con la esperanza de retener a su audiencia. Para resolver las preocupaciones de aquellos que consideran que la ceremonia es demasiado larga y aburrida (debido al formato actual de 24 premios), anunciaron que están «comprometidos a producir un espectáculo entretenido en tres horas». Explican que esto se logrará dando los premios de determinadas categorías durante los anuncios de televisión. Esas entregas, todavía sin determinar para qué categorías, «serán luego editadas y transmitidas más adelante». Este nuevo formato es similar al empleado en los Tony Awards, que se transmiten anualmente por CBS, aunque en los sindicatos de los técnicos del cine la medida ha sentado como una puñalada, ya que los relega a un nivel inferior.

«Popcorn Oscar»

Pero la medida más polémica tiene que ver con ese nuevo Oscar «a los logros sobresalientes en películas populares». Ya han surgido voces en Hollywood quejándose de que esta categoría abarata el prestigio de los Oscar. El premio, que los medios de EE.UU. ya califican como «The Popcorn Oscar», sería la excusa perfecta para llevar a la gala a las estrellas de cintas como «Black Panther», «Los Vengadores», «Deadpool 2», «Misión Imposible: Fallout» o «Mamma Mia».

Muchos profesionales han elegido Twitter para mostrar su frustración. El actor Elijah Wood, protagonista de «El señor de los anillos», escribió un sincero mensaje: «¿Categoría más popular? oof». En contra también se mostró Rob Lowe, que hizo un obituario: «La industria del cine murió hoy con el anuncio del Oscar más popular. Ha tenido una salud paupérrima durante muchos años. Le sobreviven secuelas, las franquicias...»

El Oscar popular se ha vuelto impopular. Como dijo la guionista Jess Dweck: «Dar un Oscar a la película más popular es igual a dar un premio Nobel a los mejores abdominales».

Contra el cine de género

Los críticos de «IndiWire» exigen, a cambio, un Oscar al mejor director novel, a los coordinadores de doblaje y a los supervisores de música... Por su parte, el guionista de los «Minions» y «El gato con botas», escribió: «Apunten esta broma: el presentador de los Oscar 2019 hablará de una nueva categoría diciendo que por fin el voto popular significa algo en América».

La editora de «Variety» escribió un mensaje que fue retuiteado por decenas de actores: «Es un gran paso atrás para el cine de género. “El caballero oscuro”, “El señor de los anillos”, “La forma del agua”... Han roto la idea de que la ciencia ficción puede luchar por ser la mejor película. ¿Esta nueva categoría es para dar a los miembros más esnobs de la Academia una salida».

La revista «The New Yorker» ha escrito una gran pieza explicando cómo cada vez es más grande la fisura entre el negocio y el arte. Sobre el papel, los premios intentan luchar contra el declive de la audiencia, pero en realidad es un problema mucho mayor: Hollywood se está volviendo irrelevante en el arte del cine. Hoy, Hollywood no es necesario para producir películas. Con la desaparición de Harvey Weinstein, el cine independiente se ha visto relegado y las películas comerciales, los «blockbusters», han ganado mucho peso. Las salas de cine se ven limitadas a estrenar, una y otra vez, historias de superhéroes. Resulta extraño, dice la revista, que en el año en el que «Black Panther» lucha por estar en las categorías principales se invente un premio a la popularidad.