Es Noticia

Robert Redford confirma su retirada: «Llevo haciendo esto desde los 21 años... ya es suficiente»

Su última película delante de las cámaras es «The Old Man and the Gun», que estrenará en el Festival de Toronto. «Como actor, ya solo pienso en la jubilación»

Robert Redford, en una imagen tomada este mismo mes de enero en Sundance
Robert Redford, en una imagen tomada este mismo mes de enero en Sundance - AFP
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Buscaba Robert Redford un final apropiado con el que poner «The end» a una filmografía de casi 70 títulos, y parece que lo ha encontrado con «The Old Man and the Gun», la película con la que dice adiós uno de los mitos de la actuación de la segunda mitad del siglo XX. «Como actor, ya solo pienso en la jubilación», confirmó en una entrevista con «Entertainment Weekly». «Nunca digas nunca, pero he llegado a la conclusión de que esta será la última», sentenció el intérprete sobre el filme, que presentará en el Festival de Toronto el próximo mes de septiembre.

A sus 81 años, el cofundador del festival de Sundance deja una docena de títulos imprescindibles y varias actuaciones memorables, aunque jamás recibió un Oscar o un Globo de Oro por sus trabajos frente a la cámara. De hecho, solo una vez estuvo nominado a mejor actor, y fue en 1973 por «El golpe». Una falta de premios que no le impidió ser reconocido por el público como uno de los grandes rostros de la pantalla, con cintas como «Dos hombres y un destino», «El hombre que susurraba a los caballos», «Memorias de África», «Los tres días del cóndor», o la más reciente «Cuando todo está perdido». Una carrera que comenzó muy joven en la televisión -«he estado haciendo esto desde que tenía 21 años, he pensado que ya es suficiente», dijo en «EW»-, aunque la verdadera fama le llegó más tarde, con 29 años, cuando ganó una especie de premio del público en los Globos de Oro llamado «Nueva estrella del año» por su papel en «La rebelde».

Una vida entre cámaras

En 1980, a los 44 años, cuando ya había cultivado papeles inolvidables en «Todos los hombres del presidente» o «Un puente lejano», dio el salto a la dirección. Lo hizo con «Gente corriente», y demostró que era más que el rostro por el que todos suspiraban. Ganó el Oscar a mejor película, director y guión adaptado; un éxito para un debutante detrás de las cámaras. Desde entonces dirigió ocho títulos más, entre ellos «El río de la vida» o «Leones por corderos». Durante la entrevista, cuando le preguntaron si volvería a dirigir, no lo descartó: «Ya veremos», respondió el cineasta, que cumple 82 años el próximo 18 de agosto.

Una ambigüedad muy diferente a la certeza -mezcla de hastío y veteranía- con la que proclamó el final de su carrera como actor. «¿Por qué no dejarlo con algo tan optimista y positivo?», se preguntó a sí mismo tras presentar la película con la que se «jubila», «The Old Man and the Gun», dirigida por David Lowery, con quien repite tras «Peter y el dragón» y en la que interpreta a Forrest Tucker, un ajado criminal basado en un personaje real que se declara enamorado. «Es un personaje maravilloso para interpretar en este momento de mi vida. Lo que realmente me atrapó de él, que espero que muestre la película, es que robó 17 bancos y lo atraparon 17 veces y fue a prisión 17 veces. Pero también escapó 17 veces. Así que me hizo preguntarme si no robaba para escapar, que la verdadera emoción de su vida era huir», apunta Redford. Habrá que ver si en pocos meses el mítico galán de cabellera rubia no apela a la «emoción» por su trabajo para anunciar, de nuevo, su último filme, esta vez detrás de las cámaras. No parece, a tenor de lo que dijo hace unos meses: «Soy una persona impaciente, así que para mí es difícil sentarme y hacer una toma y después otra toma y después otra toma más. En este momento de mi vida la pintura me daría más satisfacciones porque no soy dependiente de nadie. Sólo soy yo, como yo solía ser».