Se hunden las ventas de diésel en un mercado que cae un 17% en septiembre

La entrada en vigor el pasado 1 de septiembre de la nueva normativa de medición de emisiones WLTP provocó, durante los meses de julio y agosto, un incremento excepcional de las entregas

MADRIDActualizado:

Las ventas de turismos y todoterrenos se redujeron en el mes de septiembre en un 17% respecto al año pasado, con una caída de 69.129 unidades, según los datos oficiales de matriculaciones difundidos por la asociación de fabricantes ANFAC. Desde la patronal justifican este descenso en la entrada en vigor de la nueva normativa de medición de emisiones WLTP, lo que ha provocado que durante los meses de julio y agosto se produjese un incremento excepcional de las entregas. Este fenómeno explica la reducción de las matriculaciones de septiembre porque se adelantaron operaciones a estos meses estivales.

Entre los datos dados a conocer por las patronales de la automoción en España destaca además el hundimiento de las ventas de vehículos diésel, que en lo que va de año suponen tan solo el 36,9% de las ventas, frente al importante aumento de ventas de coches de gasolina, que llegan ya al 57% del total. Los híbridos y eléctricos suponen en lo que va de año un 6,2% del total de matriculaciones.

Por segmentos destaca el importante incremento de ventas de los SUV tipo medio, un 24,9% del total en el mes de septiembre, por delante del segmento que tradicionalmente acumulaba mayor porcentaje de matriculaciones, los utilitarios, que en esta ocasión ocupan la segunda posición con un 21,8%. En el acumulado anual los utilitarios representan el 21,9% de las ventas (227.907 unidades) y los SUV de tamaño medio copan el 21,3 % de cuota.

Respecto a los datos generales, según ANFAC la caída fue común a todos los canales, si bien son los alquiladores los que registran una caída más pronunciada. La reducción de las ventas de las empresas de rentacar respecto del mismo mes del año pasado ha sido del 43%, hasta las 2.547 unidades. En el acumulado del año, la tendencia sigue en positivo para las ventas de turismos y todoterrenos. Destaca el canal de empresas, con un 20% de crecimiento.

Vehículos comerciales e industriales

En septiembre, se han matriculado 13.551 vehículos comerciales ligeros. Esta cifra supone un descenso de las comercializaciones del 9,3% en comparación con el mismo mes del pasado año. Esta caída impacta en el resultado para el acumulado del año, que pierde la tendencia de crecimiento a doble dígito registrada en los meses anteriores. En los nueve primeros meses del año, las ventas de vehículos comerciales ligeros crecieron un 9,4%, hasta las 161.161 unidades.

El canal de empresas aumentó su peso en el mercado total en el mes de septiembre, recogiendo el 60,9% de todas las entregas, hasta las 8.259 unidades. Es el canal que menos cae en el noveno mes del año, con un descenso de las matriculaciones de vehículos comerciales ligeros del 3,7%.

Las matriculaciones de vehículos industriales, autobuses, autocares y microbuses alcanzaron en el mes de septiembre las 2.328 unidades, lo que supone una bajada del 11,3% respecto al mismo mes de 2017. Entre enero y septiembre, este tipo de vehículos han alcanzado las 20.178 unidades registradas, lo que se traduce en un aumento de las comercializaciones del 2,8% en comparación con los primeros ocho meses del año pasado.

Según Noemi Navas, Directora de Comunicación de ANFAC, aunque a las ventas en el mes de septiembre le han afectado el hecho de contar con un día laborable menos, el principal impacto en la caída de las matriculaciones proviene «del adelantamiento de las compras que se registró en los meses estivales por la entrada en vigor de la nueva normativa de emisiones WLTP». Desde ANFAC estiman que el mercado cerrará 2018 con un incremento de las matriculaciones del 8,5%. De este modo, es posible pensar que las ventas en el último trimestre se mantendrán a la baja.

Desde la asociación de concesionarios Faconauto su director de comunicación Raúl Morales explica que «durante julio y agosto se adelantaron muchas ventas porque los clientes se aprovecharon de los fuertes descuentos que hicieron concesionarios y marcas, de ahí que las matriculaciones hayan caído con fuerza en septiembre»

Para Elías Domingo, director de Comunicación de GANVAM, en el caso de los turismos «estamos viviendo ahora la resaca de la fiesta del WLTP. En agosto, que tradicionalmente es un mes plano, las ventas se dispararon como consecuencia del esfuerzo promocional que tuvo que hacer la distribución para dar salida al stock encuadrado en el sistema de medición de emisiones anterior y esto ahora pasa factura al mercado».