Anuncio de Lotería de Navidad
Anuncio de Lotería de Navidad

Lotería de Navidad, los mejores anuncios de su historia

Quién no recuerda la historia de Manuel y el bar de Antonio; o a Justino, el vigilante de seguridad de una fábrica de maniquíes

Anuncio Lotería de Navidad 2018: así es el anuncio más esperado de la Navidad

El anuncio de Lotería de Navidad 2018 en vídeo

Actualizado:

A medida que se acerca el sorteo de la Lotería de Navidad crecen las esperanzas de poseer un horizonte económico más despejado. Las ventas son ya de por sí masivas en España, sin embargo, el marketing cobra gran importancia a través del tradicional anuncio de la Lotería de Navidad para tratar de impulsar la participación de los ciudadanos. A pesar del paso de los años, algunas de estas piezas publicitarias quedan grabadas en la retina de los telespectadores por su capacidad de transmitir emociones. ABC recopila algunos de los mejores 'spots' publicitarios del Gordo de los últimos años, tras la publicación este miércoles 14 de noviembre del anuncio de la Lotería de Navidad 2018.

1234
  1. Carmina, la profesora jubilada que creía tener el Gordo

    Anuncio de Lotería de Navidad 2016
    Anuncio de Lotería de Navidad 2016

    Uno de los anuncios de la Lotería de Navidad que más sensibilidades despertó fue el producido hace dos años. Encargado a la agencia Leo Burnett, la pieza publicitaria versa sobre Carmina, una maestra jubilada que al escuchar su número en el sorteo de la Lotería de Navidad piensa que le ha tocado el Gordo. Sin embargo, el número que cantan los niños de San Ildefonso corresponde a una imagen de archivo.

    El pueblo donde reside Carmina, así como su nieto, su hijo y su familia, no están dispuestos a que la anciana pierda su ilusión, por lo que optan por compartir esa alegría con ella «porque se lo merce todo». El eslogan que persigue este 'spot' es que lo importante es compartir el premio con los allegados.

    El anuncio de 2016, que tiene una duración de cerca de cinco minutos, fue rodado en Villaviciosa (Asturias) y dirigido por Santiago Zannou, el realizador de los largos «El truco del manco» y «Alacrán enamorado».

  2. Justino y la fábrica de maniquíes, el más premiado del mundo

    Anuncio de la Lotería de Navidad 2015
    Anuncio de la Lotería de Navidad 2015

    Sin duda alguna, el anuncio la Lotería de Navidad que fue considerado más destacado por la crítica es el de Justino, el guardia de seguridad en turno de noche de una fábrica de maniquíes. Su originalidad, al ser íntegramente imágenes animadas, junto a una melodía excelsa de Ludovico Einaudi, titulada «Nuvole Bianche», provocó emociones fuertes a todos los televidentes.

    Se corresponde al anuncio del año 2015 y tocó el corazón de todo el mundo. La historica contaba cómo Justino, el trabajador de seguridad, solía tener detalles muy positivos con el resto de la plantilla y era considerado un bonachón. El resto de empleados hacen una lista para comprar Lotería de Navidad y Justino no llega a apuntarse. Por eso, pese a no coincidir con el resto de empleados, estos le compran un boleto a Justino, que finalmente resulta agraciado con el Gordo.

    Tanto impacto tuvo esta pieza publicitaria que «Justino» fue el anuncio más premiado el mundo. Leo Burnett, agencia encargada de su creación, precisaba a Europa Press en ese momento que era «la primera agencia española en obtener semejante logro, con un total de 48 de premios para Justino».

  3. El décimo que le guardó Antonio en su bar a Manuel

    Anuncio de la Lotería de Navidad 2014
    Anuncio de la Lotería de Navidad 2014

    Otra de las grandes historias que conmovieron a los españoles antes del sorteo de la Lotería de Navidad en 2014 fue la de Antonio y Manuel. Un anuncio dirigido por el cineasta Santiago Zannou que fue muy reproducido y llegó a todos los rincones del país, incluso para dar rienda suelta a la imaginación de los usuarios de las redes sociales.

    La historia que cuenta el 'spot' publicitario es la de Manuel, un señor que vive en un barrio humilde en una gran ciudad. Manuel decide bajar a su bar de confianza, donde ha tocado el Gordo, pero él no había comprado ningún boleto. Allí se encuentra a todos sus vecinos celebrando el mayor premio. Cuando decide pedirse un café, en lugar del champán con el que los demás festejan, Antonio, el dueño del bar, le pide 21 euros por él. Es así como descubre que le había guardado un décimo del premio Gordo y, tras emocionarse y fundirse en un gran abrazo, decide unirse a los festejos. El eslogan de este anuncio lacrimógeno era claro: «El mayor premio es compartirlo».

    Esta pieza publicitaria suscitó todo tipo de reacciones. Obra de Leo Burnett, logró una vuelta de tuerca emocional. A tenor de un análisis del Instituto Brain House, especializado en la aplicación de la neurociencia al marketing, que reprodujo «MarketingNews.es», en los primeros 20 segundos del anuncio se «engancha al espectador y se producen dos picos de gran activación emocional consiguiendo que la historia comience a embargar. Esta gran activación emocional coincide con la primera vez que la mujer pronuncia el nombre del protagonista y el segundo con el beso de ánimo». Sin duda, uno de los mejores anuncios que se han hecho de la Lotería de Navidad.

  4. El popular «calvo» de la lotería de Navidad que duró siete años

    El «calvo» del anuncio de la Lotería de Navidad entre el 1998 y el 2005
    El «calvo» del anuncio de la Lotería de Navidad entre el 1998 y el 2005

    Es decir Lotería de Navidad e irremediablemente pensar en uno de los 'spots' publicitarios que se nos han quedado guardados en la memoria. Por eso, al pensar en el anuncio de la Lotería de Navidad es muy probable que se nos venga a la mente el popular «calvo» de la lotería. Entre el año 1998 y el 2005, la pieza publicitaria tuvo un único protagonista: el calvo.

    Este famoso calvo es Clive Arrindell, el actor que dio vida al mítico personaje. Arrindell firmó un contrato de exclusividad que le impedía hacer cualquier otra producción mientras su imagen estuviera ligada al anuncio. Durante años, se convirtió en uno de los hombres más populares de esta época del año. Su aparición en la pantalla de los televisores en España suponía que daba comienzo la campaña de Navidad. Tras siete años, desapareció. Su ausencia fue difícil de superar para muchos telespectadores, acostumbrados a tan carismático sujeto.