El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk - REUTERS | Vídeo: El Consejo de Europa se reúne para abordar la crisis migratoria (ATLAS)
Cumbre europea sobre Inmigración

Tusk pide reforzar fronteras exteriores porque la alternativa sería cerrarlas

El presidente del Consejo -la institución que representa a los Estados miembros- ha señalado al comienzo del encuentro de los dirigentes europeos que desde 2015 los flujos migratorios hacia la UE se han reducido en un 96%

Actualizado:

El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, ha instado este jueves a los líderes de la Unión Europea a centrarse en el refuerzo de las fronteras exteriores del bloque y ha advertido de que la alternativa sería el cierre «caótico» de las fronteras y conflictos entre sus miembros. «Algunos pueden pensar que soy muy duro en mis propuestas pero créanme, si no las acordamos, entonces se verán algunas propuestas realmente duras del algunos 'tipos' realmente duros», ha dicho Tusk en una rueda de prensa previa a la cumbre europea que comienza hoy en Bruselas y que se centrará en inmigración.

El presidente del Consejo —la institución que representa a los Estados miembros— ha señalado que desde 2015 los flujos migratorios hacia la UE se han reducido en un 96% «solo» porque los Veintiocho decidieron cooperar con terceros países y bloquear la inmigración ilegal fuera de la Unión. Por ello, ha dicho , instará a los líderes a centrarse en la reunión de hoy en las fronteras exteriores de la UE, incluido el proyecto de crear plataformas de desembarco para inmigrantes fuera del territorio comunitario. «La alternativa a esto sería un avance caótico hacia el cierre de las fronteras, también dentro de la UE, así como conflictos crecientes entre Estados miembros de la Unión Europea», ha afirmado.

Tusk ha dicho que el proyecto de plataformas de desembarco en el exterior «se haría eco» de las sugerencias expresadas «explícitamente» por la Agencia para los Refugiados de Naciones Unidas (ACNUR) en una carta que le envió ayer la organización. Los Veintiocho buscarán este jueves un acuerdo en materia de política migratoria en un momento en el que el Gobierno alemán de Angela Merkel, partidaria de una política de acogida, está bajo la presión de su ministro del Interior, Horst Seehofer.

Seehofer ha dado un ultimátum a Merkel para encontrar acuerdos europeos o procedería a cerrar unilateralmente las fronteras alemanas, una línea dura en materia migratoria de la que también es partidaria la vecina Austria.

La opinión de Orbán

El primer ministro de Hungría, el nacionalista Viktor Orbán, ha explicado este jueves en Bruselas que los líderes de la Unión Europea (UE) deben escuchar a sus ciudadanos y detener la inmigración. «La democracia europea se ha quebrado, lo que es una consecuencia de que los líderes europeos no hacen lo que piden los ciudadanos, que quieren que no se deje entrar a más inmigrantes y devolver a los que ya están aquí», ha afirmado ante medios húngaros al llegar a la cumbre de los jefes de Estado y Gobierno de la UE en Bruselas.

Según el primer ministro, los ciudadanos europeos quieren también «una fuerte defensa de las fronteras» y ha agregado que «la propuesta que está sobre la mesa (en la reunión de hoy) contiene elementos que apuntan a la dirección correcta, como la de instalar centros de acogida fuera de la UE». «Por ello, existe la posibilidad de que arranquemos en la dirección de la reconstrucción de la democracia europea», ha opinado Orbán, que considera que, al no escuchar los políticos a la ciudadanía, se ha debilitado la democracia del continente. «Nosotros pertenecemos a los demócratas», ha recalcado el primer ministro, conocido por oponerse a la inmigración y el sistema de reubicación de refugiados entre los países comunitarios.