Raúl Castro anuncia la llegada de otro «periodo especial» en Cuba

Tras la caída de los regímenes socialistas de Europa del Este en la década de los noventa, la Isla atravesó una crisis económica y financiera que el fallecido dictador Fidel Castro llamaría, eufemísticamente, «Período Especial»

La HabanaActualizado:

En reciente discurso ante la Asamblea Nacional del Poder Popular (ANPP) el general Raúl Castro, primer secretario del Partido Comunista (PCC), admitió que es muy probable la imposición de otro «Período Especial» en Cuba a consecuencia de la agudización de la actual crisis económica.

Tras la caída de los regímenes socialistas de Europa del Este en la década de los noventa, la Isla atravesó una crisis económica y financiera que el fallecido dictador Fidel Castro llamaría, eufemísticamente, «Período Especial». A pesar de que varios economistas han señalado que la actual crisis que enfrenta el país dista mucho de la acontecida en la década del noventa, las opiniones del pueblo van en sentido contrario.

«Un hospital es casi un confesionario, y cualquier doctor o especialista allí una especie de sacerdote. Todos los pacientes, sin excepción, hablan y temen que la situación económica actual es gemela al "Período Especial", aunque el Gobierno insista en lo contrario»; declaró la directora de un policlínico habanero.

Raúl Castro, también presidente de la Comisión Rectora de la Reforma Constitucional, intentó despejar en su discurso los malos augurios de una crisis económica afirmando que no se trata de regresar al «Período Especial», porque «hoy es otro el panorama en cuanto a la diversificación de la economía». Sin embargo, más adelante reconoció que habría que estar «preparados para la peor variante».

Por su parte, el actual mandatario en la Isla, Miguel Díaz-Canel, insistió ante la ANPP que «el recrudecimiento del bloqueo económico, comercial y financiero de los Estados Unidos y el aumento de la persecución financiera» son las causas de la escasez de alimentos, el déficit de materia prima para la producción nacional y los recortes al consumo eléctrico en los sectores de servicio público que sufre actualmente el país.

La actual crisis económica incluye la escasez de papel gaceta que ha obligado a las autoridades del régimen de La Habana a una reducción de páginas y tiradas de sus principales diarios y publicaciones escritas como Granma, Juventud Rebelde, Trabajadores, Orbe y Opciones.

En medio de este panorama que azota a todos los sectores, con el desabastecimiento de alimentos en primer orden, se han filtrado noticias sobre el exorbitante lujo de vida que disfrutan familiares de los gobernantes cubanos como Vilma Rodríguez Castro, nieta de Raúl Castro, quien renta una lujosa mansión que tiene un costo de 650 dólares la noche.

Otro de los escándalos involucra a Alejandro de Cárdenas García, nieto del comandante de la Revolución Guillermo García Frías, quien lleva una vida de lujos como vicepresidente de la Federación Ecuestre cubana y parte del Comité Organizador del Remate Élite, subasta que organiza la entidad de su abuelo.

Presidente de la Empresa Flora y Fauna S.A, el comandante de la Revolución recientemente, en una entrevista, propuso fomentar la cría de jutías, avestruces y cocodrilos para el consumo humano y como solución para enfrentar la escasez de carne en la Isla.

Sus declaraciones provocaron un estallido de indignación entre la población cubana, tanto en las calles como en las redes sociales.

«Cada vez más nos acercamos a otro ʻPeríodo Especialʼ, del que nunca hemos podido salir, a decir verdad. Lo más dramático es que mientras, los gobernantes y sus familiares viven como jeques árabes»; concluyó Julio Arrieta, administrador de una panadería.