El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador
El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador - EP

México reconoce al embajador venezolano de Maduro e ignora a Guaidó

El diplomático Francisco Javier Arias Cárdenas llegó el jueves para iniciar los trámites necesarios para formalizar su estancia en el país

Corresponsal en Ciudad de MéxicoActualizado:

El gobierno de México ha reconocido al embajador designado por la administración de Nicolás Maduro como representante diplomático de Venezuela en el país azteca. Mediante un comunicado, la Secretaría de Exteriores, que dirige el canciller Marcelo Ebrard, afirmó que otorgarían el «beneplácito» a Francisco Arias Cárdenas, el elegido de Maduro, con base en lo estipulado en la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas.

Con esta decisión, el gobierno de Andrés Manuel López Obrador dio su visto bueno al candidato del chavismo e ignoró la petición del líder opositor Juan Guaidó —reconocido como presidente encargado de Venezuela por más de 50 países— quien había solicitado a través de la Asamblea Nacional pedir que Arias Cárdenas no fuera aceptado como embajador. Arias Cárdenas llegó el jueves a México con el objetivo de iniciar todos los trámites necesarios para formalizar su estancia en el país.

«México realiza el análisis referido con apego a sus principios constitucionales y a la "Doctrina Estrada"», dice el comunicado sobre una teoría de política exterior —recuperada por López Obrador— que aboga por la no intervención y la solución pacífica de conflictos internacionales. «De igual forma, nuestro país reafirma su voluntad de propiciar el diálogo como ruta para la resolución de conflictos con todos los actores internacionales que así lo deseen», continúa el texto.

Maduro había enviado en abril la solicitud para que el nuevo embajador de Venezuela, motivo por el que el representante en México de Guaidó, Reinaldo Díaz Ohep, entregó en la Secretaría de Exteriores la petición del congreso venezolano para que no se reconociera a Arias Cárdenas. Sin embargo, la llegada de López Obrador ha supuesto un leve acercamiento diplomático entre México y Venezuela, relación que estaba prácticamente rota desde la presidencia de Vicente Fox (2000-2006).

Con el objetivo de encontrar una solución pacífica al conflicto en Venezuela, México se ha ofrecido a mediar en la crisis para apoyar la vía del díalogo siempre y cuando la oposición apoye esta iniciativa. En ese aspecto, Guaidó ha expresado en varias ocasiones su voluntad a dialogar si la salida de Maduro del poder forma parte de las conversaciones.