Libra y Bolsa suben durante la votación y el «In» crece en las apuestas

A las seis de la mañana hora española se conocerán el 90% de los resultados

Actualizado:

El R eino Unido ya está votando, comenzó a las siete de la mañana (ocho españolas) y lo hará hasta las diez de la noche locales. Récord en los registros electorales, con 46.499.537 posibles votantes, que quieren decidir el futuro de su país, sin se pone fin o no a 40 años de alianza con Europa en los que la renta per cápita del país ha crecido más que la mayoría de sus mayores pares occidentales. El resumen de las últimas encuestas que elabora 'Financial Times', que ha pedido el voto para el «In», otorga una ventaja de dos puntos a Remain (47-45). Pero el sondeo de YouGov sitúa dos puntos por delante al Brexit.

Pero hay otros termómetros al margen de la demoscopia y tal vez más fiables. La bolsa, el FTSE, ha registrado su mayor subida en dos meses y la libra se ha apreciado en el arranque de la mañana un 1,5% frente al dólar, y está en 1,486 dólares. Son indicios favorables a Remain, porque los mercados festejan la continuidad y acusan las dudas que traería el Brexit.

Más llamativo es lo que está ocurriendo en el mercado del juego, donde la permanencia, que ya ostentaba una holgada ventaja, ha ido a más esta mañana. El barómetro en vivo Ladbrokes, que ayer a la tarde concedía a Remain un 76% de posibilidades, señala ahora que son del 86% frente a un 19% de Leave.

A las cinco de la mañana (seis en España) se conocerán ya el 90% de los resultados, con lo cual la consulta debería quedar resuelta, salvo que discurra tan ceñida como pronostican algunos sondeos. A las siete de la mañana (ocho españolas), los británicos se levantarán sabiendo si seguirán siendo comunitarios o no. En resultado oficial se anunciará a partir de entonces desde el Ayuntamiento de Manchester.

Se espera que la televisión Sky, propiedad de Murdoch, ofrezca un estudio al cierre de los colegios electorales, aunque no será en puridad una encuesta a pie de urna. Pero habrá hitos para ir entreteniendo la noche a golpe de cafeína. A las tres de la mañana españolas llegará la primera ola de 22 ayuntamientos, donde se espera que gane el Leave, porque son de una zona geográfica de arraigo suyo. Media hora después, los activistas de los partidos tendrán ya un cierto barrunto de quién ha ganado. Escocia, europeísta, declarará su resultado a las cuatro y media de la mañana españolas.

La pregunta del referéndum es bien clara y trascendente: «¿Debe el Reino Unido permanecer como miembro de la Unión Europea o debe dejar la Unión Europea?». Los votantes deben marcar la casilla de «Remain» o «Leave».

En una mañana gris y de lloviznas en Londres, los principales líderes ya han votado. En el resto del país hay zonas con sol y otras con pequeñas inundaciones. Una participación alta favorece al In, porque indicaría que los jóvenes, europeístas, se han animado (aunque muchos están de farra rockera en el barro de Glastonbury). Pero si se supera el 80%, indicaría que hay una movilización de voto nacionalista anti-establisment y se invertirían las tornas.

Cameron y su mujer Samantha, ataviada con un animoso vestido azul claro muy veraniego, votaron en la central Metodista de Westminster. Boris Johnson ha concedido una última entrevista al periódico donde es articulista, el eurófobo 'Telegraph', que suena un poco a derrota, sobre todo en esta frase: «Si es el final de mi carrera política, he estado ocho años en la alcaldía de Londres, he disfrutado enormemente. Fue un privilegio. Ya ha estado bien». Añade que el voto de hoy es mucho más importante que su carrera política.

La prensa amarilla ha salido con espectáculo en portada. 'The Sun', diario de mayor venta con más de un millón de ejemplares, que pide el Leave, muestra un mapa de Europa con una Gran Bretaña que refulge con rayos de sol y un gran titular dorado que reza «El Día de la Independencia». Su rival laborista, el 'Mirror', se va al extremo contrario: la foto de un agujero negro y un aviso: «No salten a este agujero».

Todo está muy reñido y nadie aventura un resultado a ciencia cierta.