El líder del partido eurófobo UKIP, Nigel Farage
El líder del partido eurófobo UKIP, Nigel Farage - EFE

Así han depositado su papeleta los principales líderes políticos británicos

Tanto el primer ministro conservador David Cameron como el líder laborista Jeremy Corbyn han votado en colegios electorales de Londres

LONDRESActualizado:

El primer ministro del Reino Unido, el conservador David Cameron, ha votado este jueves en el histórico referéndum sobre la permanencia en la Unión Europea (UE). Tras llegar cogido de la mano de su esposa Samantha, ambos han depositado su papeleta en un colegio electoral cercano a su residencia oficial, en el número 10 de Downing Street, en Londres.

Cameron ha abanderado la campaña por la permanencia en la UE, con el eslogan «El Reino Unido, más fuerte en Europa», y ha advertido a los británicos de que el Brexit puede hundir la economía y traer inestabilidad al Reino Unido. El jefe del Gobierno y líder del Partido Conservador ha acudido a la votación vestido con traje y corbata oscuros, mientras que su esposa llevaba un vestido azul sin mangas ajustado con un cinturón negro.

A la salida del colegio, ambos han esbozado una media sonrisa a la prensa congregada, en un día de lluvias torrenciales en Londres y el sureste de Inglaterra.

El riesgo de «aislarse»

En su último mensaje al electorado, Cameron, cuyo futuro depende de la decisión de los británicos, alertó el miércoles de que el Reino Unido corre el riesgo de «aislarse» si vota por salir de la UE, e insistió en que el país «es más fuerte y está mejor» dentro del bloque común. No obstante, reconoció que la Unión Europea «no es perfecta y necesita reformas» que, aseguró, «se llevarán a cabo», aunque el presidente de la Comisión Europea, Jean Claude Juncker, ya ha advertido de que no habrá más concesiones al Reino Unido después del plebiscito.

El primer ministro convocó este referéndum después de negociar un nuevo encaje para el Reino Unido en el bloque comunitario, que le permitirá restringir las ayudas a los inmigrantes de la UE y eximirse de una mayor integración europea.

Un récord de 46,5 millones de electores están llamados a las urnas, que están abiertas entre las 6.00 y las 21.00 GMT, para contestar a la siguiente pregunta: «¿Debería el Reino Unido permanecer como miembro de la Unión Europea o abandonar la Unión Europea?». Las dos posibles respuestas, que se han de marcar con una equis, son: «Permanecer como miembro de la Unión Europea» o «Salir de la Unión Europea».

Corbyn, optimista

El líder del Partido Laborista, Jeremy Corbyn, ha votado este jueves en el referéndum sobre la continuidad o salida del Reino Unido de la UE. El líder del primer grupo opositor del Gobierno ha depositado su papeleta en un colegio electoral instalado en la escuela de primaria de Pakeman, en su circunscripción de Islington, el barrio del norte de Londres donde reside. El político, que se ha mostrado de buen humor al charlar con los medios de comunicación, ha afirmado que se sentía «extremadamente confiado» acerca de un resultado del plebiscito en favor de la permanencia, añadiendo que hoy se trata «de un muy buen día».

Por su parte, la ministra principal de Escocia, Nicola Sturgeon, ha votado a primera hora de la mañana de este jueves en un colegio electoral de Glasgow y ha reiterado su apuesta por la opción «Remain», la continuidad del país en la Unión Europea. «Acabo de votar #Remain. Lo he hecho con corazón y cabeza porque la UE es lo mejor para Escocia», ha explicado, en un mensaje en su cuenta de Twitter.

Con un mensaje muy distinto, el líder del eurófobo Partido por la Independencia del Reino Unido (UKIP, por sus siglas en inglés), Nigel Farage, ha depositado su voto en un colegio electoral cercano a su domicilio en el norte del condado de Kent, al sur de Londres. El político ha afirmado que «las personas que han decidido votar por la salida tienen una convicción y una pasión verdaderas». «Yo personalmente habría venido aquí caminando, y habría venido a gatas sobre cristales rotos para dejar mi vito», ha señalado.