Un periodista sostiene una copia impresa de la versión redactada de la declaración del fiscal especial Robert Mueller
Un periodista sostiene una copia impresa de la versión redactada de la declaración del fiscal especial Robert Mueller - EFE

«Es el final de mi presidencia». Las claves del informe sobre la trama rusa y Trump

Estas son las conclusiones más importantes del documento de 400 páginas que el fiscal especial Robert Mueller entregó al gobierno de EE.UU. y que hoy ha sido publicado

Corresponsal en WashingtonActualizado:

La preocupación de Trump

Según el informe, cuando en 2017 el fiscal general (ministro de Justicia) Jeff Sessions le notificó que su ‹número dos›, Rod Rosenstein, había abierto una investigación separada que dirigiría el fiscal especial Robert Mueller, Donald Trump dijo: «Dios mío. Esto es terrible. Es el final de mi presidencia. Estoy jodido». Así lo recuerda la jefa de gabinete de Sessions, Jody Hunt, en unas notas que facilitó a los investigadores. «Todo el mundo me ha contado que cuando se nombra un fiscal especial de estos se arruina tu presidencia. Pasarán años hasta que se me deje hacer algo. Es lo pero que me ha pasado en la vida».

Putin quería a Trump en la Casa Blanca, Trump no pactó con él

Rusia quería ayudar a Trump a ganar las elecciones, según el informe. No hubo un acuerdo expreso, pero el Kremlin mantuvo dos grandes operaciones de injerencia digital para perjudicar a Hillary Clinton. Según el informe: «En la investigación queda claro que el gobierno ruso creía que se beneficiaría de una presidencia de Trump y trabajó para asegurarse ese resultado. La campaña [de Trump] esperaba beneficiarse electoralmente de la información robada y divulgada por los rusos. Pero esta investigación no concluye que los miembros de la campaña de Trump conspiraran o se coordinara con el gobierno ruso en sus actividades de interferencia electoral».

Trump fue interrogado por escrito y dejó más dudas que certezas

El informe contiene un anexo con las respuestas de Trump a un interrogatorio por escrito. En él el presidente asegura, bajo juramento, que no se coordinó con Rusia o Wikileaks y que no sabía nada de ninguna operación para beneficiarle en las elecciones. En las 18 páginas de interrogatorio escrito, las palabras que más repite el presidente son «no lo recuerdo». Según el equipo de Mueller, aquello no era suficiente, y hubieran querido interrogar directamente a Trump, pero no lo hizo por una cuestión de tiempo. «Las respuestas que obtuvimos sobre las acciones e intenciones del presidente presentan dudas difíciles de aclarar que tendrían que resolverse con un interrogatorio cara a cara», dice.

Trump sí quería que se publicaran los correos de Clinton

El informe detalla cómo una gran operación de hackeo por parte de Rusia consiguió correos electrónicos de la campaña de Hillary Clinton y el Partido Demócrata. Por medio de un intermediario, Trump intentó conseguirlos para atacar a su contrincante. Según testificó el general retirado y exconsejero de seguridad nacional, Michael Flynn, Trump le pidió que «contactara con una serie de gente para conseguirlos». Finalmente fueron revelados por Wikileaks, tras llegar a manos de Julian Assange desde Rusia.

Trump fue invitado a Rusia, pero rechazó la oferta

El viceprimer ministro ruso Sergei Prijodko invitó de forma indirecta a Donald Trump y su hija Ivanka a un foro empresarial. Ella rechazó la oferta en nombre de ambos citando problemas de agenda y agradeció «la invitación para un evento tan importante».

Los planes para construir una Torre Trump en Moscú siguieron durante la campaña

El fiscal especial Mueller dice que dos planes separados para construir un rascacielos con la marca Trump en Moscú dependían de los lazos con el Kremlin. Sólo uno de ellos, gestionado por el abogado Michael Cohen, se mantuvo en pie hasta la campaña electoral, una vez que Trump había ganado las primarias.

Diez posibles casos de obstrucción a la justicia

A Trump se le exonera de pactar con el Kremlin. Pero el fiscal especial no se pronuncia sobre si intentó impedir su investigación. El equipo detalla 10 ocasiones en que pudo hacerlo, sin llegar a una conclusión ni declararlo culpable o inocente. Estos son los 10 casos:

1.- La campaña de Trump mintió a la prensa y a la opinión pública sobre los lazos empresariales del candidato republicano con Rusia, donde quería construir un rascacielos.

2.-Trump intentó que el ex director del FBI, James Comey, no investigara al general retirado Michael Flynn, que había estado en contacto con el embajador ruso en EE.UU.

3.- Presiones de Trump sobre altos funcionarios, como el fiscal general Sessions, para que dejaran claro que él no estaba siendo investigado en conexión con la trama rusa.

4.- El despido del director del FBI James Comey por parte de Trump el 3 de mayo de 2017. Comey fue parte crucial en la apertura de esta investigación.

5.- Las acusaciones de Trump de que el fiscal especial Mueller no era la persona adecuada para investigar la trama rusa por sus supuestas conexiones con los demócratas.

6.- Trump pidió a su equipo y su familia que no revelara la existencia y contenido de correos electrónicos que sirvieron para organizar un encuentro entre unos enviados rusos y su hijo en la Torre Trump de Nuevas York en 2016.

7.- Trump instó al fiscal general Sessions a que se hiciera cargo de la investigación, aunque se había recusado al haberse visto con el embajador ruso.

8.- Trump instó al abogado de la Casa Blanca, Donald McGahn, a que facilitara el despido del fiscal especial Mueller y luego le pidió que mintiera sobre esa orden.

9.- Contactos de los abogados personales de Trump con varios encausados por Mueller para recordarles que el presidente les tenía estima, como un intento de que no testificaran en su contra

10.- Las críticas, descalificaciones y veladas amenazas por parte de Trump a su abogado, Michael Cohen, cuando este decidió testificar en su contra.