El ministro de Asuntos Exteriores, Alfonso Dastis
El ministro de Asuntos Exteriores, Alfonso Dastis - EFE

España lamenta la decisión de Trump de retirase del acuerdo nuclear con Irán

Rajoy dice que no es una buena noticia y Dastis que espera que no afecte a la no proliferación

MADRIDActualizado:

El Gobierno español ha lamentado la decisión de Donald Trump de retirar a Estados Unidos del acuerdo nuclear con Irán. El jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy, dijo hoy que «no es una buena noticia» y el ministro de Asuntos Exteriores, Alfonso Dastis, que espera que no afecte al régimen de no proliferación en la materia.

Rajoy afirmó ante los periodistas, en los pasillos del Congreso de los Diputados, que no se trata de una buena noticia y que le gustaría «no haberla escuchado». Aunque dijo respetar las razones que Estados Unidos pueda aportar, aseguró que, en cualquier caso, España continuará «defendiendo la vigencia de un acuerdo», junto a sus socios europeos. Agregó que España considera que el acuerdo era «un avance muy significativo» y recordó que, en su día fue respaldado por «todos los países occidentales para defender —dijo— la libertad, la democracia y, sobre todo la seguridad de la gente».

Ya en la noche del martes, el ministro de Asuntos Exteriores había lamentado a través de su cuenta de Twitter la decisión del presidente estadounidense. Y hoy, desde Cuacos de Yuste, en Cáceres, insistió en que el acuerdo estaba funcionando a plena satisfacción y posibilitaba inspecciones por parte de la Agencia de la Energía Atómica, que estaba satisfecha con esos resultados, y que ha sido endosado por unanimidad por el Consejo de Seguridad.

Dastis que dijo esperar que no se vea afectado el régimen de no proliferación en la materia, señaló también que en el Gobierno español « entendemos algunas de las preocupaciones que tiene Estados Unidos y en las que basa su decisión respecto al comportamiento de Irán en la región, e incluso compartimos una cierta preocupación sobre el futuro del acuerdo una vez transcurridos los 10 primeros años, pero creíamos que se puede trabajar sobre la base del acuerdo y mejorarlo y encontrar una solución que garantice la estabilidad en la región y el futuro del régimen de no proliferación».

El ministro manifestó que España trabajará con sus socios europeos para «tratar de limitar los efectos de esa decisión» y agregó que confía en que «las sanciones que ha anunciado el Gobierno americano no pongan en peligro, no impidan la prolongación del acuerdo».