El tren atacado en Baviera, al sur de Alemania - AFP

El menor afgano que atacó a los viajeros de un tren alemán pretendía «vengarse de los infieles»

A pesar del anuncio, el ministro de Interior de Baviera, Joachim Herrmann, ha evitado por el momento calificar la agresión de atentado terrorista

BERLÍN Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El refugiado afgano de 17 años que atacó anoche a los viajeros de un tren regional alemán e hirió con un hacha y un cuchillo a cinco personas actuó con una motivación «política», según la fiscalía, y dejó testimonio escrito de su intención de «vengarse de los infieles».

«Y ahora reza por mí, para que pueda vengarme de estos infieles y vaya al cielo», escribió en una presunta carta de despedida a su padre encontrada en la habitación de la casa donde vivía, con una familia de acogida, en la pequeña localidad de Ochsenfurt.

El grupo terrorista Daesh ha reivindicado este martes que el joven afgano de 17 años autor de la agresión contra un tren en Baviera, al sur de Alemania, es uno de sus «combatientes», según han indicado a través de Amaq, su agencia de noticias afín. El anuncio se ha producido un día después del ataque, cometido con un hacha y un cuchillo y que dejó tres personas heridas de gravedad, y de que numerosos testigos afirmaran que el agresor gritó «Allahu Akbar» («Alá es grande») durante el mismo. Además, también se ha sabido que el menor guardaba en su habitación un dibujo con la bandera empleada por los yihadistas.

El ministro de Interior de Baviera, Joachim Herrmann, que ha ofrecido estos primeros datos de la investigación en una entrevista con la primera cadena de la televisión pública, ha evitado sin embargo calificar la agresión de atentado terrorista. Según ha indicado, las investigaciones se centran en aclarar los motivos del joven, que atacó con un hacha y un cuchillo a los pasajeros de un tren regional en las cercanías de Wurzburgo (sur del país) e hirió a cinco personas, cuatro de gravedad, antes de ser abatido por la policía tras huir del lugar de los hechos.

Imagen del terrorista del tren
Imagen del terrorista del tren

El menor, que llegó sin sus padres a Alemania hace aproximadamente dos años, no había llamado la atención hasta el momento y la policía investiga si tenía contactos en círculos islamistas o se había radicalizado en solitario en los últimos tiempos. «Qué pasó en las últimos meses o semanas, cómo llegó a este ataque, cuáles es el trasfondo, todo debe ser investigado con detalle», ha indicado Herrmann, quien ha rechazado entrar en especulaciones.

El joven estaba registrado como solicitante de asilo en Alemania desde hace un año y desde marzo vivía en la región de Wurzwurgo, primero en un albergue para menores no acompañados y luego con una familia de acogida. Anoche viajaba solo en el tren cuando por sorpresa atacó a los pasajeros del vagón hiriendo de gravedad a cuatro personas. Según Hermann, la vida de dos de ellos corre todavía peligro.

El joven huyó del tren y en las inmediaciones se topó con un comando de las fuerzas especiales, que lo abatió cuando intentó agredir a los agentes, según el relato de Interior. El Gobierno de Hong Kong ha informado de que cuatro de los heridos son originarios de la isla. Según el diario South China Morning Post, se trata de un padre de 62 años, una madre de 58, su hija de 27 y el novio de ésta, de 31 años.

«Soldado del califato»

El supuesto autor del ataque armado de anoche en un tren regional de Alemania aseguró que es «uno de los soldados del califato», en un vídeo grabado antes del asalto y difundido este martes por la agencia Amaq, vinculada al grupo yihadista Daesh.

La cinta, cuya autenticidad no pudo ser comprobada, identifica al joven como Mohamed Riad, el cual aparece ante la pantalla sujetando un cuchillo y amenazando: «Os voy a degollar con este cuchillo y voy a cortar vuestros cuellos con hachas».