La primera ministra de Reino Unido, Theresa May - REUTERS | Vídeo: Theresa May avisa que no piensa dimitir (EP)

Ola de dimisiones en el Gobierno de May en rechazo al acuerdo del Brexit

El ministro para la salida de la UE, Dominic Raab, y la ministra de Trabajo, Esther McVey, se han sumado al secretario de Estado para Irlanda del Norte, Shailesh Vara, y a la secretaria de Estado para la Educación, Anne-Marie Trevelyan, y han abandonado el cargo

Actualizado:

El ministro británico para el Brexit, Dominic Raab, y la ministra de Trabajo, Esther McVey, han anunciado este jueves su dimisión por desacuerdos con el pacto preliminar de ruptura con la Unión Europea consensuado con Bruselas por la primera ministra, Theresa May. El secretario de Estado para Irlanda del Norte del Gobierno británico, Shailesh Vara, y la secretaria de Estado para la Educación, Anne-Marie Trevelyan, también han dejado su cargo.

«No puedo en conciencia apoyar los términos propuestos para nuestro acuerdo con la Unión Europea (UE)», ha afirmado Raab a través de un mensaje publicado en Twitter.

«No puedo encajar los términos del acuerdo propuesto con las promesas que hicimos al país en nuestro manifiesto electoral. Es (...) una cuestión de confianza pública», ha alegado en su carta a May, difundida también en su cuenta oficial de Twitter.

En su carta de renuncia al primer ministro, Raab explica sus razones. Según él, el proyecto de acuerdo Brexit, que propone un régimen regulador diferente para Irlanda del Norte, representa «una amenaza muy real para la integridad del Reino Unido».

Raab también asegura a Theresa May que no puede «apoyar un acuerdo indefinido», como aparece en el borrador del acuerdo como una póliza de seguro para evitar una frontera dura en la isla de Irlanda. Para el ya exministro para el Brexit, este pacto daría todo el poder a la UE ya que, según el, tendría «veto» sobre la capacidad del Reino Unido para abandonar el acuerdo de «salvaguarda».

En cuanto a esta «salvaguarda» que han acordado ambas partes para superar la situación de la frontera de Irlanda, Raab añade su imposibilidad de apoyar un acuerdo como este. «Ninguna nación democrática se ha adherido jamás a un régimen tan amplio, impuesto externamente sin ningún control democrático sobre las leyes que se han de aplicar, ni la capacidad de decidir salir del acuerdo», asegura en su comunicado.

Raab, de 44 años de edad, fue nombrado ministro para el Brexit el pasado julio, después de la dimisión de su predecesor, David Davis, que también dejó el cargo en protesta por la estrategia del Brexit impulsada por May, informa Reuters.

Más dimisiones

El secretario de Estado para Irlanda del Norte del Gobierno británico, Shailesh Vara, ha dimitido del cargo por desacuerdos con el borrador del Brexit, la salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE), ha anunciado este jueves en su cuenta de Twitter, informa Efe.

El diputado conservador ha explicado que el acuerdo preliminar consensuado con Bruselas por la primera ministra, Theresa May, «deja al Reino Unido a medio camino, sin límite de tiempo para cuándo el país se convertirá finalmente en un Estado soberano».

«Somos una nación orgullosa y es un día triste cuando nos vemos reducidos a obedecer las normas hechas por otros países que han demostrado que no velan por nuestros intereses», ha explicado en el comunicado difundido en la red social. «Podemos y debemos hacerlo mejor. La gente del Reino Unido se merece algo mejor que esto», ha afirmado.

Batalla en el Parlamento

Por su parte, la primera ministra británica, Theresa May, defenderá este jueves en la Cámara de los Comunes el acuerdo preliminar de Brexit alcanzado con Bruselas en medio de duras críticas dentro y fuera de su partido.

Al difundir ayer el documento de 585 páginas, May declaró que cree «con la cabeza y el corazón» que es el mejor pacto posible para la salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE) y sostuvo que las opciones eran «este acuerdo (...), ningún acuerdo o que no haya Brexit». Sin embargo, tanto la oposición parlamentaria, encabezada por el Partido Laborista, como numerosos diputados del gobernante Partido Conservador han criticado el texto, que detalla las condiciones de salida y el marco de la futura relación comercial.