AntesDespués
Interactivo

Fotos antes y después del terremoto: ruinas de unos de los pueblos con mayor patrimonio del centro de Italia

Amatrice y Nursia, sacudidos por el seísmo, son localidades con un gran patrimonio histórico. Repasa en el interactivo cómo eran y cómo han quedado

Paloma Ruiz del Pozo
Actualizado:

El terremoto en el centro de Italia, además de dejar decenas de muertos, ha derruido numerosos edificios de pueblos con gran patrimonio histórico, como Nursia (Perusa), donde se sintió por primera vez el temblor en la madrugada, y Amatrice (Rieti).

Amatrice destaca por su arquitectura medieval y renacentista. La Torre Cívica, datada en el siglo XIII, ha sufrido fuertes daños, aunque se mantiene en pie, como se aprecia en la imagen superior. Ha perdido la campana con la sacudida, repuesta a mediados de los años ochenta del pasado siglo.

La iglesia de San Agustín, del siglo XV, ha quedado devastada. La mitad superior ha desaparecido por completo, con su rosetón hecho escombros.

También se aprecia en la siguiente imagen de la iglesia de San Agustín.

El colegio también ha caído, a pesar de que fue abierto en 2012 y, en teoría, se hizo con criterios antisísmicos. Su colalpso ha levantado críticas sobre la construcción y supervisión de las obras.

No solo ha caído el patrimonio histórico de Amatrice. El Hotel Roma, centro del negocio turístico local, con más de un siglo en funcionamiento, ha quedado muy dañado. Las siguientes imágenes muestran su fachada principal, con apenas unas letras en pie.

La siguiente imagen muestra la parte trasera del Hotel Roma, con las escaleras amontonadas

Otros restaurantes y comercios más recientes han corrido la misma suerte, como el Central Park de Amatrice.

O la heladería cercana a la Torre Cívica

O el restaurante Lanterna

Las calles de Amatrice están sembradas de escombros. La principal, la Vía Roma, es una muetra de ello.

El supermercado sirvió de punto de abastecimiento

Aunque algunas construcciones, como estos arcos, han conseguido mantenerse en pie, rodeados de ruinas.

Pero Amatrice, donde tiene su origen la conocida receta de pasta a la amatriciana, no es el único pueblo con patrimonio destruido. La pequeña localidad de Accumoli ha perdido la iglesia de los Santos Pedro y Lorenzo.

La comisaría de Accumoli también ha quedado afectada.

Las calles de Nursia han sufrido daños, aunque algunos de sus edificios más emblemáticos han resistido el temblor. La basílica de San Benito, de finales del siglo XII, fue muy afectada por un grave terremoto en el siglo XIX, pero aparentemente, ha aguantado esta vez, a falta de examinar daños, como se aprecia en la imagen inferior. En la misma plaza se encuentra el Ayuntamiento, del siglo XIII.

La localidad de Pescara del Tronto también sufrió fuertes daños.