Imagen de archivo de Andreas Lubitz
Imagen de archivo de Andreas Lubitz - abc

Andreas Lubitz ensayó una maniobra de suicidio en el vuelo anterior a la tragedia

El copiloto manipuló hasta cinco veces el piloto automático para programar el descenso en el vuelo de ida a Barcelona

Actualizado:

Andreas Lubitz practicó el descenso de un avión en un vuelo anterior al del accidente de los Alpes. Así lo ha confirmado este miércoles la Autoridad de Investigación de de Seguridad de la Aviación Civil Francesa, que ha dado a conocer las primeras conclusiones de las pesquisas sobre la tragedia. En el recorrido anterior, que cubrió la ruta Dusseldorf-Barcelona, el copiloto alemán practicó haciendo descender en altura al aparato. Aunque afirman que esta maniobra no tuvo «efecto sensible».

Se cree que el joven de 27 años dejó encerrado fuera del avión al piloto también en este vuelo anterior, el 24 de marzo, el mismo día en el que llevó a cabo el descenso fatal hacia las montañas francesas. El choque dejó 150 muertos.

El informe al que ha tenido acceso el diario alemán «Bild» es el de la BEA francesa, que tenía previsto revelar la información este miércoles, y que asegura que Lubitz llevó a cabo un «descenso controlado que duró minutos y para el cual no había justificación aeronáutica».

El alemán sufría de depresión, y en la investigación posterior al accidente se descubrieron en su casa notas médicas que le daban la baja de su trabajo, algo que no ocurrió. Además, se encontraron en su ordenador historiales de búsqueda previas al choque en las que Lubitz había buscado formas en las que llevar a cabo una masacre de este tipo.

Lubitz dejó encerrado fuera al piloto del avión de Germanwings, procediendo después a descender al avión durante varios minutos, hasta estrellar el aparato en las montañas francesas