Cartas, flores y velas han sido colocados en memoria de las víctimas del vuelo - efe
Investigación accidente aéreo

Las ocho conclusiones de la Fiscalía tras el análisis de la caja negra del avión

El fiscal concluye que hubo una «voluntad de destruir el avión» por parte del copilito, identificado como Andreas Lubitz

laura riestra
Actualizado:

Los investigadores del siniestro del Airbus A320 que tuvo lugar el pasado martes en los Alpes franceses creen que el copiloto tuvo la «voluntad de destruir el avión» por razones que se desconocen. [Así estamos contando en directo la última hora sobre el accidente]

Así lo ha comunicado este jueves el fiscal Brice Robin durante una rueda de prensa en la que se han presentado las conclusiones de la Fiscalía de Marsella tras el análisis de la caja negra encontrada el pasado miércoles. «Ha hablado la caja negra. Tenemos la transcripción de los 30 últimos minutos», ha explicado Robin, que a continuación ha presentado las siguientes conclusiones:

- El copiloto, identificado como Andreas Lubitz, de 28 años, tenía nacionalidad alemana y no estaba clasificado como terrorista. [Consulte aquí su perfil]

- Se desconocen las razones por las que Lubitz quiso destruir el avión, pero, a día de hoy, no hay nada que haga pensar en un atentado terrorista. Así lo ha manifestado el fiscal Robin y lo ha secundado más tarde el ministro de Interior alemán, Thomas de Maizière, que ha expresado que no se aprecian «indicios de trasfondo terrorista».

- En ningún momento los pilotos discuten. En los primeros 20 minutos mantienen una conversación «normal y cortés», pero, después se escucha al comandante preparar el informe de aterrizaje en Düsseldorf, al que el copiloto responde de forma «lacónica».

- Hay un momento en el que se escucha cómo el comandante pide al copiloto tomar el mando -presumiblemente para ir al baño- y se escucha el movimiento de una de las butacas y una puerta que se cierra.

- En la grabación se percibe cómo el comandante primero llama suavemente para volver a entrar, luego lo hace con fuerza, y por último intenta derribar la puerta -blindada, tal y como establece la legislación- sin obtener en ningún momento respuesta por parte de su compañero.

- Una vez solo, el copiloto activa voluntariamente «el botón de ordena la pérdida de altitud», en palabras del fiscal encargado del caso, Brice Robin. Añade que, además, en ningún momento lleva a cabo alguna llamada de «mayday» y que no responde a las llamadas de emergencia que sí lleva a cabo la torre de control de Marsella.

- El copiloto estuvo vivo hasta el final. En todo momento, desde que se queda solo, en la grabación se escucha el ruido de una respiración humana.

- Las víctimas no se dieron cuenta de lo que iba a suceder hasta el último momento, porque en la grabación no se escuchan gritos hasta poco antes del impacto.