Israel guarda silencio sobre su supuesto bombardeo en Siria
También, varios medios occidentales informaron de un bombardeo israelí contra un convoyque supuestamente transportaba armas destinadas a Hezbolá - efe

Israel guarda silencio sobre su supuesto bombardeo en Siria

Según la televisión estatal de este país, la aviación israelí habría atacado un centro de investigación militar en Damasco

Actualizado:

Las autoridades israelíes guardan completo silencio y no se han pronunciado respecto al anuncio de medios sirios sobre el bombardeo por parte de la aviación israelí de un centro de investigación militar en Damasco, con un saldo de dos muertos y cinco heridos.

El ministro de Finanzas israelí y miembro del gabinete de seguridad, Yuval Steinitz, en una entrevista en la radio pública, se ha limitado a afirmar que era consciente por los "medios". "En otras palabras: no comment", añadió. "En general, Israel no confirma ni niega esas actividades por razones de seguridad militar", dijo a la Radio del Ejército Tzahi Hanegbi, miembro del Likud.

En 2007, las autoridades israelíes se negaron también a confirmar un ataque aéreo atribuido a Israel contra un reactor nuclear construido con Corea del Norte en el norte de Siria.

Berlín pide apoyo «real» a la oposición

El ministro de Asuntos Exteriores alemán, Guido Westerwelle, ha defendido este jueves la necesidad de apoyar a la Coalición Nacional de Fuerzas de Oposición y la Revolución Siria (CNFORS) "no sólo políticamente". "Lo principal es capacitar a la Coalición Nacional. Que no sólo estemos apoyándoles políticamente sino apoyándoles realmente", ha defendido a su llegada a la reunión con sus homólogos de la UE en Bruselas, donde entre otros, discutirán la petición de Reino Unido de poder entregar armas a la oposición siria, algo que apoyan Francia e Italia también pero cuestiona una mayoría de países. Alemania podría aceptar armar al mando militar conjunto de los rebeldes de forma "limitada" y "con control" a las fuerzas de la oposición siria, han explicado fuentes diplomáticas.

Por su parte, el ministro británico de Exteriores, William Hague, aseguró hoy no contar con más información que la difundida en medios de comunicación sobre el supuesto ataque aéreo de Israel en Siria, pero advirtió de que el conflicto sirio presenta importantes riesgos para toda la región.

Reacciones de Hezbolá y Rusia

El movimiento chií libanés Hezbolá ha expresado este jueves su "plena solidaridad con el Gobierno, el Ejército y el pueblo de Siria" tras el ataque aéreo supuestamente cometido ayer miércoles por Israel y ha declarado que el objetivo de la presunta incursión israelí contra un centro de investigación sirio era socavar la capacidad militar de los países árabes.

Según Hezbolá, el ataque aéreo demuestra que la guerra civil entre el régimen de Bashar al Assad y los grupos armados insurgentes forma parte de un plan "para destruir a Siria y a su Ejército y para socavar el papel fundamental que juega en la resistencia" contra Israel. Este ataque, además, debe servir para que los que se oponen a Al Assad se den cuenta del peligro que supone enfrentarse militarmente a Damasco y de la necesidad de centrarse "en el diálogo político como única base para poner fin al derramamiento de sangre".

Poco antes, varios medios occidentales habían informado de un bombardeo aéreo israelí contra un convoy que supuestamente transportaba armas destinadas a Hezbolá

Por su parte, el Ministerio de Asuntos Exteriores ruso se ha mostrado este jueves "profundamente preocupado" por este ataque aéreo supuestamente cometido ayer miércoles por el Ejército israelí en territorio sirio y ha advertido de que, de confirmarse, se trataría de una grave violación de la Carta de la ONU.

Si las informaciones son ciertas, según el Ministerio, se trataría de un hecho "inaceptable, sean cuales sean sus motivos", y un "ataque no provocado" que violaría tanto la soberanía nacional de Siria como los principios fundamentales de Naciones Unidas.