Elefantes de guerra: las máquinas de matar a las que vencieron las legiones romanas de Julio César

En plena guerra civil romana, Cayo Julio César consiguió motivar a sus soldados para enfrentarse y ganar a las bestias

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Imaginar cómo sería enfrentarse en mitad de Numidia a uno de los elefantes de guerra da escalofríos. Y más, armado apenas con un «gladius» y un escudo. Sin embargo, eso es lo que tuvieron que hacer los soldados de la V «Alaudae», la legión romana que, en el año 46 a.C., luchó contra sesenta y cuatro elefantes de guerra del rey Juba en Tapso (Túnez). Aquel día, para gloria de Cayo Julio César y desgracia de los partidarios de la causa pompeyana, poco pudieron hacer los animales para dar la victoria a Quinto Cecilio Metelo Escipión en plena guerra civil. Las crónicas afirman que los combatientes, divididos en dos alas, lograron hacerlos retroceder tras una dura lucha. Aquella gesta fue tan laureada que, a partir de entonces, el emblema de esta unidad fue el del paquidermo.