Vídeo: El 'Blue Monday', día más triste del año, declarado un mito - ATLAS

Frente al Blue Monday practique «hygge», el secreto de la felicidad de los daneses

Las diez cosas que harán que tu casa sea más hyggelig

MADRIDActualizado:

En los últimos meses, en todo el mundo se habla mucho de hygge. De pronto, todos se interesan por esta extraña palabra que pocos (si no son nórdicos) saben pronunciar. ¿Será porque conecta con una forma de entender y vivir la vida a la que todos en el fondo aspiramos? ¿Tal vez porque dicen que el hygge encierra el secreto de la felicidad? Lo que está claro es que «hygge» es la nueva tendencia de moda.

Puestos a resumir, podríamos afirmar que el «hygge» es simplemente una sensación de bienestar, una forma de disfrutar de la vida con cosas sencillas, ya sea pasando más tiempo con amigos cercanos o familiares, sentándonos junto a un fuego con un chocolate caliente o poniéndonos calcetines calientes y ropa seca después de una tormenta.

Para aclarar estos conceptos el trabajo del danés Meik Wiking tiene sin duda es el más cualificado: es director del Instituto de Investigación de la Felicidad en Copenhague, un think tank que él fundó en 2013 después de notar la creciente atención global que se está prestando a la felicidad, y además autor del libro «Hygge, la felicidad de las pequeñas cosas».

¿Jigue? ¿Jig? ¿Jiuga? No importa cómo se elija pronunciar o ni siquiera deletrear «hygge». «Pafraseando a uno de los más grandes filósofos de nuestro tiempo, Winnie de Pooh, cuando le preguntaron cómo se deletreaba cierta palabra referida a una emoción: "no se escribe, se siente". Con el "hygge" pasa lo mismo», aclara Wiking.

Sin embargo, escribir y pronunciar «hygge» es la parte fácil. Lo complicado es explicar exactamente qué es. «Al "hygge" se le ha llamado de todo, desde "el arte de crear intimidad", "confort del alma" y "ausencia de molestias" a "el placer de la presencia de cosas reconfortantes", "unión acogedora" y, mi favorita, "una taza de cacao a luz de las velas"», explica este escritor.

Según este experto, «el "hygge" tiene más que ver con el ambiente y la experiencia que con las "cosas"». «Consiste en estar con las personas que amamos. Una sensación de hogar. Sentirnos seguros, protegidos del mundo, y permitirnos bajar la guardia. Ya sea teniendo una conversación sin fin sobre las pequeñas o grandes cosas de la vida –o solo estar a gusto en compañía del otro en silencio– o sencillamente disfrutando una taza de té a solas».

Apúntate a la newsletter de Familia y recibe gratis cada semana en tu correo nuestras mejores noticias

O súmate a nuestro whatsapp, y recibe cada día en tu móvil lo más interesante de ABC Familia