Los increíbles permisos de paternidad que se conceden en Europa

Destaca Austria, por aprobar que sean los padres quienes se cojan más días que las madres: mínimo un año, máximo tres

MadridActualizado:

La equiparación de los permisos en paternidad y maternidad. Es decir, que padres y madres tengan 16 semanas intransferibles para el cuidado de menores en casos de nacimiento, adopción o acogida y remuneradas al cien por cien. Eso es lo que se aprobó ayer en el Congreso de los Diputados, ampliando de cuatro a dieciséis las semanas para los varones en el caso de España.

Con esta ampliación, los padres españoles suman un paso más en el tiempo que pueden estar con sus hijos al nacer, acercándose a otros países europeos, que tienen de máximo 480 días como es el caso de Suecia o hasta tres años máximo, en Austria, país que marca la excepción a toda regla.

En la cara «buena» de Europa, se encuentran aquellos territorios donde se superan los 100 días junto a su hijo. El caso de Austria es excepcional, ya que es el único país donde los padres tienen más días de permiso que las madres. Ellos optan a 365 días (mínimo) y pueden ampliarlo hasta tres años; ellas, 112 días. En Suecia, tanto el padre como la madre disfrutan de 480 días y en Noruega, el hombre tiene 112 frente a los 315 de la madre.

Otros países bailan entre las cifras de 90 días para los padres —Islancia, donde es igual para las madres, o Eslovenia—. Le siguen Finlandia (54 días), Lituania (30), España (28) y otras con dos semanas tras el parto: Portugal, Francia, Reino Unido, Dinamarca, Estonia, Polonia y Bulgaria.

A la cola de Europa se encuentran países donde los padres no tienen ningún día de permiso, tan solo el día del alumbramiento, y otros donde solo cuentan como 1 o 2, como son los casos de Italia, Países Bajos, Luxemburgo o Grecia.