Muejres celebran la victoria de Alexandria Ocasio
Muejres celebran la victoria de Alexandria Ocasio - REUTERS/Andrew Kelly

Las mujeres hacen historia en las elecciones de Estados Unidos

El movimiento #MeToo y las políticas de Trump han hecho reaccionar a las mujeres, tanto para movilizar el voto como para presentarse como candidatas

Actualizado:

Año 2017. Trump toma posesión, «feminismo» se convierte en la palabra del año y el movimiento #MeToo en la persona más importante para la revista Time. The Woman March -nombre del movimiento feminista en EEUU- abría entonces muchos frentes, uno de ellos: luchar por ocupar más puestos de poder, en un país donde solo 6 mujeres tenían el cargo de gobernadoras dentro de 50 Estados. Así fue como en enero del 2018 la marcha de las mujeres lanzó en las Vegas una campaña con el nombre «Poder en las Urnas», donde se dieron a conocer las que serían candidatas para las elecciones legislativas.

Esta puesta en escena y el trabajo del movimiento durante estos meses dio resultado y por primera vez se presentaron como candidatas 23 mujeres al Senado, 237 a la Cámara Baja y 16 a gobernadoras, un total de 276 de los 964 aspirantes son mujeres. Algo nunca visto antes.

Elecciones que traen consigo varios hitos

Por un lado, por primera vez dos mujeres musulmanas logran un escaño en el Congreso: Ilhan Omar, refugiada somalí, por el Estado de Minnesota y Rashida Tlaib, de origen palestino por el Estado de Michigan. Omar felicitaba así a la que será su compañera en la Cámara de Representantes:

Por otra parte, otras figuras que suponen un punto de inflexión en la política estadounidense serán: Ayanna Pressley, primera mujer negra en representar al Estado de Maassachusetts en el Congreso; y Alexandria Ocasio-Cortez, de ascendencia latina y nacida en el Bronx. Además, Ocasio-Cortez será la congresista más joven de la historia de Estados Unidos y se ha caracterizado por enfocar el mensaje de su campaña en las clases más bajas.

La comunidad hispana también ha logrado que dos de sus integrantes sean noticia: Sylvia R. García y Verónica Escobar serán las primeras mujeres congresistas por el Estado de Texas; Jeannete Nuñez, por su parte, será la primera vicegobernadora de origen cubano de Florida.

Y para acabar, estas elecciones también permitirán que dos mujeres indígenas den un paso adelante en la vida política estadounidense en el Congreso, una de ellas es Sharice Davids, lesbiana y activista LGTBI, por el Estado de Kansas; y Deb Haaland, de la tribu Laguna Pueblo que representará en la Cámara Baja al primer distrito de Nuevo México.

Las políticas de Trump y el #MeToo, claves

Las declaraciones de Trump sobre las mujeres durante su campaña hacia la presidencia hicieron que la brecha de género se hiciese más notable en las encuestas. Para algunos analistas esto sería un factor clave para movilizar el voto femenino a favor de Hilary Clinton. Sin embargo, no fue así.

Para las elecciones celebradas el martes, el escenario era parecido. Desde que Trump llegó al poder se han tomado decisiones como: bloquear cualquier financiación a las ONGs que trabajan en áreas de planificación familiar o interrupción del embarazo; o eliminar una norma establecida dentro del sistema Obamacare, que obligaba a las grandes empresas a desglosar los sueldos de sus trabajadores en función de su cargo y posibles ‘pluses’, con el objetivo de identificar focos de desigualdad por raza o género.

Según un análisis publicado en el Washington Post, estas medidas generaban la desaprobación del 65% de las mujeres hacia Trump, pero de nuevo, esto no aseguraba un movimiento en masa de las mujeres en las urnas. Ante esta situación, el equipo del magnate trató de paliar el efecto que pudiese tener el aumento del voto femenino, centrando la campaña para las Midterm en sus datos económicos.

Pero en esta ocasión ya era tarde, las últimas decisiones de la administración habían polarizado a los votantes y acentuado demasiado la brecha de género, y el resultado se traduce en el triunfo de 117 mujeres en la primera línea de la política estadounidense.

La mujer avanza hacia la igualdad con paso lento pero seguro, también en la política. Una conclusión a la que sin duda también habrá llegado Trump, un hombre que hace unos años presumía de hacer con ellas lo que quería, y que hoy amenazan con frenar parte de sus planes.

Apúntate a la newsletter de Familia y recibe gratis cada semana en tu correo nuestras mejores noticias

O súmate a nuestro whatsapp, y recibe cada día en tu móvil lo más interesante de ABC Familia