Los mejores regalos que ayudan a desarrollar el intelecto de los niños

Debe prevalecer el fin lúdico de los presentes, antes que el objetivo didáctico para los pequeños

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Según los cálculos de los expertos, este año sus majestades han recibido un mayor volumen de cartas y prevén un incremento en la cantidad y calidad de los regalos. Está claro que existen muchos tipos de regalos: regalos lúdicos, regalos educativos o regalos útiles son algunos de los más comunes. Pero, ¿cuáles son los mejores regalos para ayudar a desarrollar el intelecto de los más pequeños?

«Una buena opción para los padres y las madres es apostar por regalos orientados a potenciar el desarrollo de sus hijos; así mientras juegan, aumentan divirtiéndose su creatividad y muchas capacidades intelectuales y relacionales», señala Ana Herrero, psicóloga y coordinadora del departamento de Orientación del grupo Brains International Schools. «Debemos tener en cuenta que los regalos para los niños también deben tener un fin lúdico, por lo que no es necesario que todos los regalos tengan un fin didáctico», añade la psicóloga.

Los mejores regalos

Un miembro más de la familia. Los animales son los primeros en la lista de regalos de los niños. Regalarle una mascota a tu hijo puede ser una opción muy recomendable para fomentar su desarrollo de la responsabilidad, su capacidad de cuidado y generosidad hacia los demás, así como para ayudarle en su crecimiento psicológico y emocional.

Potencia su vena artística. Iniciarles en el mundo de la música a través de un instrumento es la mejor manera de incrementar su inteligencia emocional. Trasmitirles a tus hijos el amor por el arte es aportarles innumerables beneficios porque la música, la danza, la pintura… estimulan su creatividad y expresividad, ayudan a canalizar sentimientos, ayudan a establecer lazos emocionales, mejoran la capacidad de concentración y memorización, y además favorecen la coordinación y el movimiento corporal.

Descubrir nuevos lugares. Está comprobado que viajar aporta a los niños grandes beneficios para su crecimiento personal y emocional. Salir de casa y descubrir nuevos lugares, conocer personas, comidas, culturas, les ayuda a desarrollar un pensamiento más racional, a aumentar su capacidad de descubrimiento y adaptación, a adquirir nuevos valores y habilidades de tipo emocional y social y, en definitiva, a afrontar los retos del futuro más preparados.

Los juegos, una apuesta segura. Hoy en día, existe una gran cantidad de juegos pensados tanto para niños como para adolescentes que incrementan la capacidad intelectual, como puede ser el ajedrez, los puzzles, los juegos de adivinación y lógica, los juegos de construcción, de adivinación, entre otros.

«Todas estas ideas son idóneas para potenciar el desarrollo intelectual de los niños, en relación a todos los tipos de inteligencias: lógica, lingüística, la emocional, la espacial o la interpersonal. Además favorecen el desarrollo de otras funciones muy importantes como la capacidad de concentración, la paciencia, la colaboración, la capacidad de afrontar la frustración, la creatividad, la curiosidad, etc.», concluye Herrero.

Apúntate a la newsletter de Familia y recibe gratis cada semana en tu correo nuestras mejores noticias

O súmate a nuestro whatsapp, y recibe cada día en tu móvil lo más interesante de ABC Familia