La hija de la Infanta Doña Elena, en la goyesca del Dos de Mayo en Las Ventas
La hija de la Infanta Doña Elena, en la goyesca del Dos de Mayo en Las Ventas - PALOMA AGUILAR
GENTE

El tremendo susto de Victoria Federica por la cogida de Gonzalo Caballero en Las Ventas

La hija de la Infanta Doña Elena, gran admiradora del joven torero, no se ha perdido la Goyesca del Dos de Mayo en la plaza madrileña

MadridActualizado:

A edad muy temprana, heredaron la pasión por la Fiesta de su abuelo Don Juan Carlos y su madre, la Infanta Doña Elena. Ambos son habituales en los tendidos de nuestra geografía –de Palma de Mallorca a San Sebastián, de Sevilla a Bilbao–, pero ayer la cita en Las Ventas encerraba un significado especial. Tarde decisiva para el joven espada Gonzalo Caballero, que se enfrentaba al coso madrileño después de su sonoro desencuentro con el empresario de la plaza tras dejarle fuera de los carteles de San Isidro. Y allí estaban para apoyarle sus amigos Victoria Federica y Felipe de Marichalar. Ella sentada en el tendido junto a unas amigas y a la madre del diestro, Chiqui del Hoyo. Él, en uno de los burladeros de empresa en compañía de Miguel Abellán.

Victoria y la madre de Gonzalo Caballero exhibieron una gran complicidad a lo largo de toda la tarde. Charlando amistosamente durante las faenas de los otros dos toreros que completaban el cartel de la Goyesca de Madrid – Iván Vicente y Javier Cortés–, y muy pendientes de Caballero, vestido de gris perla con pasamanería negra. Victoria aplaudía efusivamente cada vez que el diestro terminaba una serie.

El susto llegó en el sexto toro –«Cerillero», de 612 kilos–, cuando Caballero sufrió una tremenda cogida, tras un volteretón, y resultó herido en el muslo izquierdo. La conmoción llegó al tendido, donde la preocupación y el nerviosismo se apoderaron Victoria, quien apenas podía mirar. Mientras, la madre y los hermanos del diestro se levantaron de inmediato para informarse sobre su estado.

Caballero, conmocionado, fue trasladado a la enfermería, aunque regresó al cabo de unos minutos, con un torniquete en el muslo izquierdo y con la intención de terminar la faena. La ovación para recibir al diestro fue generalizada en Las Ventas. Acabada la Goyesca, tanto Victoria Federica como Felipe de Marichalar aguardaron, junto al resto de sus amigos y la madre del diestro, a la salida de la Plaza de las Ventas. Al cierre de esta edición. no había trascendido el estado de Caballero, quien salió del lugar en ambulancia.

Una amistad especial

La nieta de Don Juan Carlos y el torero madrileño mantienen una amistad muy especial. El pasado 21 de abril Caballero publicó una imagen en Instagram que daba buena cuenta de la sintonía que existe entre ellos. Una mirada cómplice y pasional en un tentadero de Lora del Río (Sevilla). Él se refiere a ella como su «talismán», aunque ninguno de los dos se ha pronunciado al respecto sobre su cercana relación. Pero a veces una mirada es más elocuente que unas palabras.

Victoria Federica conoció a Gonzalo Caballero gracias a su hermano Felipe, quien forma parte del grupo de amigos del diestro, al que también pertenecen el futbolista Marcos Alonso.