Rosanna Zanetti posa en el Circuito del Jarama de Madrid, en la celebración del 120 aniversario de Opel
Rosanna Zanetti posa en el Circuito del Jarama de Madrid, en la celebración del 120 aniversario de Opel - GOYO CONDE

Rosanna Zanetti: «Venezuela me tiene con el corazón pendiendo de un hilo»

La mujer de David Bisbal retoma sus compromisos profesionales dos meses después de ser madre

Madrid Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Dos meses después de estrenarse en la maternidad, Rosanna Zanetti (30 años) ha retomado su agenda de compromisos profesionales con la vitalidad a la que acostumbra pero con un brillo especial en sus ojos y una sonrisa que no desaparece de su rostro: «Lo estoy pasando muy bien porque me encanta lo que hago pero parte de mí está en casa pensando en el peque», dice en conversación con ABC en el madrileño Circuito del Jarama durante la celebración de los 120 años de Opel. «La verdad es que no ha sido muy difícil separarme de él porque vivo a dos minutos de aquí y sé que para cualquier cosa tengo la posibilidad de llegar corriendo», añade aliviada.

Espontánea y bastante más abierta que su marido, David Bisbal (39), a la hora de pronunciarse sobre asuntos más personales, y habla sin tapujos de Ella (9), la hija del cantante fruto de su relación con Elena Tablada (38): «Es una hermana mayor superorgullosa. Le llama ‘mi bebé’ y cuando vamos al cole se lo enseña a todos sus compañeros. Nosotros tratamos que se involucre en todo lo que pueda».

Matteo es el segundo hijo del cantante, pero el primero en común con la venezolana. La inexperiencia de Zanetti como madre primeriza se complementa con la práctica del cantante, de lo más desenvuelto a la hora de cambiar pañales y calentar biberones: «Yo estaba muy nerviosa, pero a él se le ve muy seguro y le coge con soltura. Me está enseñando muchas cosas», confiesa entre risas. Y asegura que gracias a la «buena experiencia que he tenido durante el embarazo y el parto, se ha potenciado mi deseo de tener más hijos»: «Si Dios quiere y me lo permite tendré familia numerosa», afirma.

Lo único que ha empañado el feliz nacimiento ha sido la falta de entendimiento que aún a día de hoy mantiene el cantante con su expareja respecto a la educación de su hija. Una disputa que ha nutrido decenas de páginas en la prensa rosa y que la propia Tablada se ha encargado de alimentar concediendo suculentas exclusivas. Él consideraba que su ex sobreexponía a la pequeña en redes sociales y pidió a un juez que se tomaran medidas legales para proteger a la menor. Finalmente, la sentencia dictó que ambos tendrían que limitar la presencia de Ella en sus redes.

Hace unos días, la actriz venezolana publicaba la primera imagen de David Bisbal sosteniendo a su hijo. Una imagen que suscitó todo tipo de críticas por parte de los usuarios que le recriminaban que denunciase a Elena Tablada por publicar fotografías de la pequeña al mismo tiempo que ella exponía a su hijo recién nacido. « No se le debe ver la cara a los menores ni asociar esas publicaciones a marcas ni acuerdos comerciales», respondió Zanetti para zanjar la polémica. «Esa respuesta estaba dirigida a mi familia», se justifica. «Cuando mi hijo sea grande decidirá si quiere salir o no, pero no seremos nosotros los que le expongamos desde pequeño», concluye.

Como orgullosa venezolana, le preocupa la situación crítica que atraviesa su país: «Estoy sufriendo mucho y con el corazón pendiendo de un hilo», confiesa recordando a la parte de su familia que todavía sufre las penurias bajo el régimen de Nicolás Maduro. «Deseo que esta sea la definitiva. Todos queremos que suceda drásticamente y de una vez por todas», añade en areferencia a Juan Guaidó.