Pablo Iglesias e Irene Montero
Pablo Iglesias e Irene Montero - Gtres | Vídeo: Irene Montero da a luz

Los riesgos del prematuro parto de Irene Montero

La portavoz parlamentaria de Podemos en el Congreso y su pareja, Pablo Iglesias, han sido padres esta mañana tres meses antes de lo previsto

BarcelonaActualizado:

El promedio de duración del embarazo simple es de 40 semanas. En el caso del gemelar la frontera se avanza y se sitúa en las 36 semanas. Si los bebés nacen antes, los expertos hablan de prematuridad, y si el parto se adelanta hasta la semana 28 lo califican de prematuridad extrema. «En las gestaciones dobles el riesgo de que se avance el parto es alto, es una cuestión de espacio», señala en declaraciones a ABC el ginecólogo Damià Dexeus, director médico de Women’s Health Institute Barcelona.

Santiago Dexeus y su hijo Damià
Santiago Dexeus y su hijo Damià - Inés Baucells

Los principales riesgos que conlleva una prematuridad extrema, según explica, están relacionados principalmente con el desarrollo neurológico y pulmonar de los bebés. «Si el embarazo aguanta hasta la semana 34 hay menos probabilidades de que los recién nacidos tengan problemas respiratorios o neurológicos. Si nacen antes, el riesgo de complicaciones es más elevado», afirma el especialista. Subraya, no obstante, que las primeras horas de vida de los bebés son decisivas para saber qué ocurrirá. «Si no hay hemorragia cerebral en las primeras 24 horas o los primeros tres días, el pronóstico es mejor», señala Dexeus. Otra de las complicaciones que pueden sufrir estos bebés altamente prematuros puede incluso derivar del tratamiento que se les administra para resolver la insuficiencia respiratoria. «A veces pueden sufrir retinopatías causadas por el uso de la ventilación mecánica», añade.

Las estadísticas señalan que entre un 15 y un 20 por ciento de los bebés que nacen con prematuridad extrema no presentan secuelas mayores. Sus problemas pueden ser de movilidad o oculares leves. «Sobre el pronóstico de los bebés en estas circunstancias no hay nada escrito. Depende, sobre todo, de su evolución en las primeras horas», concluye Damià Dexeus.

Medidas preventivas

El ginecólogo recuerda que en los casos en los que el especialista ya advierte que puede adelantarse el parto porque se ha roto la bolsa o lo indica la propia dinámica del embarazo, se pueden aplicar medidas preventivas orientadas a la neuroprotección y a conseguir la maduración pulmonar como la administración de sulfato de magnesio para proteger el cerebro de los pequeños o la administración de tratamiento con corticoides para acelerar el desarrollo de sus pulmones.