Tony Castro Ulloa, uno de los nietos de Fidel Castro
Tony Castro Ulloa, uno de los nietos de Fidel Castro - AFP

Un nieto de Fidel Castro desfila para Chanel en La Habana

Tony Castro Ulloa vio el desfile con las modelos cubanas Lupe y Yohana. También acudieron Gisele Bündchen, Ana de Armas y el actor Vin Diesel, entre otros

MadridActualizado:

Días después de que el presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, realizase una visita histórica a Cuba, la banda británica Rolling Stones llegaba a La Habana para celebrar la apertura de la isla. Desde entonces ha pasado un mes y medio y esta nueva Cuba sigue resurgiendo.

Prueba de ello fue la noche del pasado martes, cuando el excéntrico alemán Karl Lagerfeld engalanaba el Paseo del Prado habanero con su nueva colección «crucero» para la firma Chanel. El desfile fue al aire libre y, entre los asistentes, se encontraba Tony Castro Ulloa, uno de los nietos de Fidel Castro. Este joven de 19 años es hijo de Antonio Castro y Lisette Ulloa y vio desfilar a las modelos cubanas Lupe y Yohana. Más tarde, posó para el fotógrafo Brian Canelles de Easy Photography con el modelo y bloguero cubano Miguel Leyva.

Uno de los momentos del desfile de Chanel en La Habana
Uno de los momentos del desfile de Chanel en La Habana- AFP

La alameda central del Paseo, con las casas coloniales de La Habana Vieja y Centro Habana como telón de fondo, sirvieron de carta de presentación para dar a conocer a Tony Castro en el que, según los rumores, podría ser el último desfile de Lagerfeld.

El desfile al aire libre llevó a que decenas de cubanos se asomaran a los balcones y viviendas de sus casas para presenciar este acontecimiento histórico, tanto para el país como para el mundo de la moda. Entre los invitados se pudo ver a la modelo brasileña Gisele Bündchen o al actor estadounidense Vin Diesel. También acudieron la cantante Omara Portuondo, Mariela Castro -hija del presidente Raúl Castro-, el directivo deportivo Antonio Castro o los músicos de Gente de Zona.

El actor Vin Diesel a su llegada al Paseo del Prado de La Habana
El actor Vin Diesel a su llegada al Paseo del Prado de La Habana- AFP

Tanto por la puesta en escena como por la apertura de Cuba al mundo, la colección de Lagerfeld ha tenido a los cubanos como fuente de inspiración, con colores cercanos al verde olivo y boinas estilo «Che» Guevara. Además, los famosos «almendrones», los coches antiguos americanos que aún circulan por La Habana, no podían faltar en el show, ya que se han convertido en todo un símbolo socialista. Un total de 150 vehículos trasladaron a los invitados al desfile.

La modelo Gisele Bündchen posa sobre un almendrón cubano
La modelo Gisele Bündchen posa sobre un almendrón cubano- AFP

Lagerfeld salió brevemente al final del desfile con una chaqueta de brillantes y sus icónicas gafas oscuras. Después asistió a una exclusiva recepción en la Plaza de la Catedral, donde se instalaron cabañas que imitaban a los ranchos del campo cubano. El creativo llegó a Cuba el pasado domingo y visitó una galería de arte en La Habana Vieja, donde se ha organizado una exposición de varios días con más de 200 fotografías del modisto sobre «moda, arquitectura y paisajes», tal y como informó la casa de alta costura en un comunicado.

Un desfile de estas características era impensable que que produjera en la Cuba comunista. Sin embargo, la paulatina apertura de los últimos años ha generado gran interés en todo el mundo y han sido muchas las instituciones, firmas de moda y bandas de música las que han querido participar en la nueva apariencia de la Cuba de Raúl Castro.