Bosé durante una actuación en Chile
Bosé durante una actuación en Chile - EFE

El mensaje de Miguel Bosé tras las nuevas fotos con sus hijos

El cantante publica unas amorosas imágenes con sus hijos Diego y Tadeo navegando en el Caribe

MadridActualizado:

Desde que el 17 de octubre se destapara la relación oculta de casi tres décadas entre Miguel Bosé y Nacho Palau, que, además, llegó en forma de demanda del escultor contra el cantante, el hijo de Luis Miguel Dominguín y Lucía Bosé ha vivido en una espiral de rumores y especulaciones sobre su estado de salud y de ánimo.

Aparentemente hundido por una situación personal que se descontroló y con la voz quebradiza, Bosé reaparecía un mes más tarde durante la ceremonia de los Grammy Latinos, en una intervención que a nadie dejó indiferente. Desde entonces, su manera de mostrarse al mundo ha sido con un rosario de publicaciones en sus redes sociales para demostrar que, desde su refugio mexicano, está al pie del cañón, al menos en lo que a sus actividades sociales se refiere.

Este fin de semana, y en un gesto sin precedentes, el autor de «Papito» subía a su cuenta de Instagram unas imágenes de sus hijos Diego y Tadeo. «Tiempo de amores, de familia», escribió Bosé junto a la primera fotografía en blanco y negro, en la que los dos pequeños se asoman al mar Caribe. Mientras, el cantante les contempla relajado, sonriente y en aparente forma.

Las imágenes lanzan un mensaje más que elocuente: pese a la complicada situación personal y familiar de padre e hijos, Bosé parece tener el ánimo suficiente como para encarar la demanda presentada por Nacho Palau, tras la ruptura de la convivencia familiar en Panamá, con el posterior traslado de Bosé a México con Diego y Tadeo, y el de Palau a España con Ivo y Telmo. Hasta hace meses, Bosé y Palau criaban juntos a los dos pares de gemelos, nacidos por gestación subrogada, hasta que se materializó la ruptura.

Era a mediados de octubre de 2018 cuando un comunicado de José Gabriel Ortolá Dinnbier, abogado de Palau, anunciaba «la interposición de las acciones judiciales necesarias para la defensa y protección de sus intereses y, fundamentalmente, de sus hijos menores». Con ello, ponía al descubierto dos datos que Bosé había conseguido ocultar durante casi tres décadas: que el cantante ha mantenido una relación formal e ininterrumpida durante 26 años con la misma persona y que esta se llama Ignacio Palau Medina.

La identidad del excompañero sentimental de Bosé fue todo un descubrimiento para la prensa, pero no para los amigos y familiares que forman su círculo íntimo. Bosé y Palau habían puesto fin a su relación un año antes, según pudo saber ABC por una fuente cercana de ambos. Vivían entonces en Panamá y no fue hasta el pasado verano cuando, al no llegar a un acuerdo, cada uno emprendió caminos en solitario, separando así a Diego y Tadeo de Ivo y Telmo, sus dos pares de hijos gemelos que nacieron en 2011 y que solo se llevan siete meses de diferencia, fruto de dos gestaciones subrogadas que Bosé y Palau tramitaron en 2010 por separado.

Mientras el proceso judicial sigue su curso, Miguel Bosé trata de normalizar su vida junto a sus hijos en México, donde le acompaña su madre, Lucía Bosé, y donde ha retomado sus compromisos profesionales tras las vacaciones de Navidad.