Malia Obama
Malia Obama - Gtres

Malia Obama, el objetivo más deseado de la prensa sensacionalista

El «Daily Mail» publica un amplio reportaje de la joven bebiendo vino sin alcanzar la edad legal para consumir alcohol

Los ÁngelesActualizado:

La prensa sensacionalista y afín a Donald Trump ha encontrado un nuevo blanco de sus ataques en la familia Obama. Concretamente en la hija mayor del matrimonio, Malia. La joven, de 20 años -cumplirá 21 el próximo julio-, toma vino rosado durante unas vacaciones en Miami con sus amigos de la Universidad y escribe en Facebook que «odia» al presidente estadounidense. Los cielos de los tabloides se abren y llueven las críticas. ¿Por qué? ¿Cuántos universitarios beben vino? ¿Si tu padre fuera objeto de la ira de Trump, le odiarías? Auténtica y reservada, Malia Obama dista mucho de ser como Ivanka Trump, acusada de corrupción y casada con Jared Kushner.

El «Daily Mail», tabloide británico en la vitrina de trofeos de Rupert Murdoch, dueño de la cadena FOX y propaganda televisiva de Donald Trump, se ha encargado de airear y conseguir fotos de Malia bebiendo de la botella y averiguar su cuenta secreta de Facebook. El reportaje en cuestión cubría numerosas facetas de la vida de Obama, desde que la habían visto bebiendo vino rosé a pesar de tener solo 20 años -en Estados Unidos la edad legal para consumir alcohol son 21- hasta una foto que publicó en Facebook donde llamaba «malvado» a Donald Trump.

Tras lo ocurrido con Jeff Bezos y el «National Enquirer», no extraña que el «Daily Mail» quiera atacar a la familia Obama el mismo día que se homenajea en Estados Unidos a los presidentes del país.

Hijas de Clinton y Bush

Malia es una universitaria con una vida al margen de los focos, como ha escrito Chelsea Clinton en un mensaje en Twitter defendiéndola. «Malia Obama es una ciudadana privada. Su vida no debería ser de interés para nadie». Clinton no fue la única hija de un expresidente que salió en contra de este tabloide. «Estoy de acuerdo con Chelsea Clinton de todo corazón. Por favor, no hagas clic en historias tontas y démosle privacidad a Malia», escribió Jenna Bush Hager, tras retuitear el mensaje original de Clinton.

El titular fue un ataque personal que no dejaba lugar a dudas: «Rosé todo el día. Sin edad para beber, Malia Obama aparece bebiendo de una botella de 80 dólares con tres amigos en una fiesta en una piscina de Miami». Carnaza para las hordas, que al día siguiente a este reportaje vieron otro titulado la cuenta secreta de Facebook de Malia. La publicación, que vive obsesionada con Obama desde hace 15 años, ha encontrado una víctima en Malia; sin embargo, millones en Twitter han decidido defenderla de los ataques de los tabloides afines a Trump.

La joven cursa su segundo año de carrera en Harvard y se graduará en el 2021. Obama reveló el año pasado el consejo que le dio a su hija sobre la educación superior. «Debes estar abierta a nuevas experiencias cuando vayas a la universidad», dijo. «No vayas solo para duplicar la misma experiencia que tuviste en la escuela secundaria». Nunca le aviso de vivir con los tabloides como enemigo.