George RR Martin
George RR Martin - J.L.Cereijido

Juego de TronosGeorge RR Martin: La vida privada detrás del creador de «Juego de Tronos»

Es una persona discreta y sencilla que vive en Santa Fe, desde donde se dedica a tiempo completo a la escritura

MadridActualizado:

George RR Martin, autor de los libros en los que se basó la famosa serie «Juego de Tronos», nació el 20 de septiembre de 1948 en Nueva Jersey. Es el mayor de tres hermanos de una familia trabajadora. En 1975 se casó con Gale Burnick, de la que se divorció tan solo cuatro años más tarde cuando conoció a Parris McBride y esta se convirtió en su amante. En 2011 contrajeron matrimonio después de 30 años de relación. En su boda, la pareja pidió a sus invitados que no les enviaran regalos y en su lugar destinaran dinero a algunas organizaciones benéficas que cuidan animales.

A pesar del éxito que le reportó la serie y los miles de millones que ha conseguido con ella, la vida del escritor, de 70 años, y su mujer transcurre tranquila y sin lujos en Santa Fe, al suroeste de Estados Unidos y muy lejos de Hollywood, desde donde se dedica a tiempo completo a la escritura. Allí la pareja vive en una casa grande, pero que no llega a ser una mansión, y sin ningún tipo de seguridad, a pesar de ser el creador de una de las sagas más famosas de la historia de la televisión y una de las 100 personas más influyentes del mundo, degún la revista «Time».

Gtres
Gtres

RR Martin es considerado como una persona discreta y sencilla. Hace unos años donó una fortuna estimada en 80 millones de dólares a distintas ONGs y, según ha confesado en varias entrevistas, pretende dejar lo suficiente para que sus herederos vivan bien, pero sin lujos.

A pesar de que la serie finalizó su última temporada esta semana, George continúa escribiendo el sexto libro de la saga. Y es que debido al tranquilo ritmo de escritura de las novelas, la cadena HBO le dejó atrás para terminar la serie por su cuenta y riesgo. Y, claro, ahora algunos miran hacia él y le señalan como cómplice por su frustración ante el final de una serie que, recordemos, tiene hasta una petición sobre la mesa de Change.org con cientos de miles de firmas para rehacer la última temporada.