Elena Furiase en la presentación del Universal Music Festival en el Teatro Real - GTRES

Elena Furiase habla del duro comienzo de su embarazo

La actriz ha reconocido que al principio todo fueron nauseas y que se quedó en shock tras ver el cambio físico de su cuerpo

Madrid Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Han pasado algo más de tres meses desde que Elena Furiase confirmase su embarazo a través de las redes sociales. En su momento, reconocía que era una experiencia que quería vivir con «tranquilidad y calma», pero entre rodaje y rodaje de «Centro médico», la actriz ha recuperado su agenda social.

Estos días ha acudido junto a su pareja y padre de su primer hijo, Gonzalo Sierra, a la presentación del Universal Music Festival en el Teatro Real. Llegaron de la mano, sin embargo, Elena optó por posar en el photocall junto a su hermano, Guillermo Furiase.

Elena y Guillermo Furiase
Elena y Guillermo Furiase - GTRES

La hija de Lolita aprovechó su aparición pública para hablar de cómo está llevando su etapa de premamá. «Estoy teniendo un embarazo que no me lo creo. Los primeros dos meses sí que fueron un poquito...bueno, con nauseas, el shock, el cambio en tu cuerpo...ahora estoy feliz, con ganas de verle», ha confesado Elena.

Aunque aún no se conoce el sexo del bebé, la actriz asegura que le gustaría que fuera niño, «pero vaya, si es una niña, me muero igual». Según anunciaba, «dicen que podría parecer un niño, pero no están muy seguros», hecho que confirmará ella misma en el mismo momento que lo sepa.

«Pasión gitana»

La actriz también se pronunció sobre las polémicas declaraciones de Paula Echavarría en las que afirmaba que compararla a ella con Dulceida eracomo «comparar a Dios con un gitano».

«No es el comentario más acertado, pero no creo que Paula lo hiciera con ningún tipo de maldad. Yo tengo mi parte gitana y no creo que ella tenga nada en contra de los gitanos», ha explicado Furiase.

Sin embargo, el bailaor Joaquín Cortés no fue tan comprensivo con la expareja de David Bustamante quien argumentaba que ese comentario no se solucionaba con un simple «lo siento», que con esto se refleja « el nivel cultural de las personas, la educación y el respeto».