Carlos de Inglaterra ofició de padrino y llevó a la novia, Alexandra Knatchbull, al altar
Carlos de Inglaterra ofició de padrino y llevó a la novia, Alexandra Knatchbull, al altar - INSTAGRAM

Doña Sofía acude a «la boda del año» del Reino Unido

Este fin de semana la Reina emérita fue testigo de excepción del enlace de una bisnieta de Lord Mountbatten

MadridActualizado:

Póquer de reyes en lo que algunos medios británicos han bautizado como «la boda del año del Reino Unido». Este fin de semana, Alexandra Knatchbull, bisnieta del asesinado Lord Mountbatten y sobrina nieta del Duque de Edimburgo, dio el «sí, quiero» al empresario Thomas Hooper bajo la atenta mirada de cuatro reyes: Isabel II de Inglaterra, Doña Sofía, y Constantino II y Ana María de Grecia. Es sabido que a la Reina emérita le gustan las bodas, pero la celebrada el sábado en el condado inglés de Hampshire fue aún más ilusionante y especial para Doña Sofía porque la novia está emparentada con la Familia Real griega.

La Reina Sofía fue una de las invitadas a «la boda del año»
La Reina Sofía fue una de las invitadas a «la boda del año»

Al enlace, celebrado en la iglesia de Romsey Abbey, también acudieron Carlos de Inglaterra (que ofició de padrino de excepción y llevó a la novia al altar), la Princesa Ana y representantes de otras Casas Reales, como Hassan bin Talal de Jordania (acompañado por su mujer, la princesa Sarvath al-Hassan) y Florence de Prusia (tataranieta del Káiser Guillermo II y mujer de James Tollemache, íntimo amigo de Guillermo de Inglaterra). Según la prensa inglesa, la Princesa Irene, hermana de Doña Sofía, también estaba presente, aunque los fotógrafos nos pudieron captar su llegada a la iglesia. Por su parte, Don Juan Carlos no pudo acudir porque se encontraba en la inauguración de la ampliación del Canal de Panamá.

Los grandes ausentes fueron los Duques de Cambridge y el Príncipe Enrique, amigos personales de los novios. Florence Brudenell-Bruce, la bella aristócrata que salió con el hijo pequeño de Carlos de Inglaterra durante una temporada, sí estuvo allí y lo hizo del brazo de su marido, otro Enrique: Henry St George.

Lazos de sangre

El brutal asesinato de Lord Mountbatten a manos del IRA en 1979 estrechó aún más los lazos entre los Knatchbull y las Familias Reales de Reino Unido y Grecia. La malograda Princesa Diana de Gales fue madrina de bautizo de Alexandra, en 1982, y ésta fue damita de Marie Chantal Miller el día de su boda con el Príncipe Pablo de Grecia, en 1995.

Según los cronistas reales del Reino Unido, el atentado en el que murió Lord Mountbatten mientras veraneaba en Irlanda cambió para siempre la historia de los Windsor. Una de las nietas del último virrey de la India, Amanda Knatchbull, estuvo a punto de casarse con el Príncipe Carlos. El Heredero al Trono pidió a su prima segunda que se casara con él y al parecer la joven le rechazó –a su pesar– por el estado de pánico que le produjo el sangriento asesinato de su abuelo. La idea de convertirse en princesa de Gales le aterraba, consciente de que de esa manera se convertía en un blanco fácil para los terroristas del IRA. Dos años después, el 24 de febrero de 1981, el hijo de Isabel II hizo público su compromiso con Diana Spencer.

Este fin de semana se cerró el círculo que une a los Windsor con los descendientes del heroico Lord Mountbatten. Finalmente, Carlos de Inglaterra pudo llevar a una Knatchbull al altar.