Antonio David se enfrenta a cinco años de cárcel por maltrato psicológico

Rocío Carrasco ha conseguido sentar a su exmarido en el banquillo de los acusados

MADRID Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Casi dos décadas después desde su separación, Rocío Carrasco y Antonio David todavía siguen enfrascados en una lucha constante en los tribunales. El paso de los años no ha hecho que las tensiones entre ambos se rebajasen. Y es que la relación entre ellos nunca ha sido buena.

Desde el primer momento, el ex guardia civil peleó por la custodia compartida de sus hijos en los Tribunales. Tras años de intensas batallas, consiguió ganar a Rocío Carrasco en el juzgado, algo que la hija de la fallecida Rocío Jurado y Pedro Carrasco todavía lamenta. Ni los 20 años que han pasado desde entonces han calmado las aguas. De hecho, Rocío Carrasco presentó hace unos meses un demanda contra él.

El juez acaba de dar la razón a la hija de la fallecida Rocío Jurado y entará en el banquillo de los acusados a su expareja por un presunto delito de maltrato y lesiones psicológicas, según ha podido conocer la revista «Semana». El magistrado determina que existen «indicios racionales» de criminalidad. La juez también ha querido dejar claro que «un auto de procedimiento abreviado no es una sentencia condenatoria. Parece obvio, pero es conveniente recordarlo, dado el carácter mediático del presente procedimiento».

Carrasco lleva años recogiendo todos los testimonio y publicaciones en las que ha hablado su exmarido para llevar a cabo la denuncia y alegar que ha sido víctima de un presunto delito de maltrato y lesiones psicológicas por parte de Antonio David, por el que el abogado de Carrasco pide cinco años de cárcel. El ex guardia civil se encuentra en uno de sus peores momentos. Tiene todas sus cuentas embargadas y debe dos millones de euros. La situación es tal que no puede alimentar a sus dos hijos, Rocío Flores y David Flores, ni mantenerlos. Es gracias a su actual mujer, Olga Moreno, que sobreviven mes a mes. Los beneficios de la tienda de ropa que tiene su pareja rondarían, según la misma publicación, los 2.000 euros, dinero con el que se mantienen.