Alec Baldwin y su mujer Hilaria
Alec Baldwin y su mujer Hilaria - AFP

Alec Baldwin increpa a un fotógrafo

El actor estalló ante un paparazi que intentó retratar a su mujer, Hilaria

MADRIDActualizado:

No es fácil vivir con el acoso constante de un objetivo y por ello, no es de extrañar que a menudo las estrellas de cine acaben estallando. Esto es precisamente lo que le ocurrió al actor Alec Baldwin, de 58 años. El intérprete se enzarzó en una fuerte discusión contra un fotógrafo este martes en Beverly Hills (Estados Unidos).

El enfrentamiento se desencadenó después de que el paparazi tratase de fotografiar a su mujer Hilaria Thomas, una mallorquina de 32 años muy activa en las redes sociales con la que contrajo matrimonio en 2012.

LA bound ✈️! It's quite something traveling with two babies...can't imagine with 3 🙈! I give in and let Carmen use her iPad with children's headphones that don't let the volume get too loud. Baby wearing has saved my life (until my belly gets too big) and I've packed their backpacks with tons of toys and snacks. @chicco.usa is my favorite travel stroller because it is so lightweight (and affordable) but I always get the special bag to throw it in at the airplane door when we have to check it. I have found this helps SO much with increasing its longevity...they get quite a beating by the baggage handlers! Hasta pronto NYC 💋 #366daysoflivingclearly #HilariaLCM

Una foto publicada por Hilaria Thomas Baldwin (@hilariabaldwin) el

El intérprete ordenó al fotógrafo entre gritos que se callara y le recordó que su mujer estaba fuera de los límites para los fotógrafos. Hilaria y el actor se conocieron en 2011 en un restaurante de Manhattan. Fruto de su amor nacieron Carmen y Rafael.

Nothing better than a sibling bath and drying off all cozy under the covers 💙💖🐻🐻

Una foto publicada por Hilaria Thomas Baldwin (@hilariabaldwin) el

Baldwin siempre ha llevado mal su relación con la prensa e incluso relató al «New York Magazine» que se mudaba de Nueva York a California porque no podía soportar más la presencia de paparazis en la Gran Manzana. «Los Ángeles es un lugar donde vives detrás de una puerta, donde vas a los sitios en coche, y la interacción con la gente es mínima», afirmó el intérprete.