ABC

Fotografías del etarra Oier Gómez y homenajes a presos de la banda en colegios de Vitoria

El PP alavés pide al Gobierno que ordene la retirada de los carteles que atenten contra la dignidad de las víctimas

BilbaoActualizado:

El presidente del PP alavés, Iñaki Oyarzábal, denunció ayer los actos de homenaje a miembros de ETA que se celebran en algunos colegios del País Vasco, y emplazó al Gobierno vasco a retirar de forma inmediata cualquier elemento en favor de la banda que se coloque en edificios públicos o centros escolares. Se trata, aseguró el popular en un comunicado, de unas manifestaciones «inadmisibles» que constituyen además «un insulto a la dignidad y memoria de las víctimas» de la organización terrorista.

Concretamente, el mandatario conservador se refirió a los homenajes que se celebraron ayer en los colegios Koldo Mitxelena y Ekialde, en los que se honró la memoria del terrorista Oier Gómez. Un individuo que murió la semana pasada a consecuencia de un cáncer y que fue condenado a 15 años de cárcel acusado de disparar contra un gendarme tras escapar de un control policial.

«Para el PP es inadmisible y un insulto a la dignidad y memoria de las víctimas de la banda terrorista ETA que se celebren y permitan estos homenajes a etarras mirando para otro lado», puntualizó Oyarzábal, que exigió al Gobierno vasco, en concreto a la Consejería de Educación, que proceda a ordenar la retirada inmediata en cualquier edificio público o centro escolar o universitario de «cualquier elemento que suponga reconocimiento u homenaje a un etarra condenado por sembrar terror y sufrimiento».

Niños con pancartas en apoyo a los presos y la imagen del etarra Oier Gómez
Niños con pancartas en apoyo a los presos y la imagen del etarra Oier Gómez - ABC

En este sentido, subrayó que, «frente a quienes pretenden falsear el relato veraz de lo que ha supuesto la historia de terror y sangre de ETA», solo caben «la repulsa y la condena». «Aquí no valen medias tintas», sentenció.

Auge del culto a ETA

Finalmente, el presidente de los populares alaveses emplazó a la Delegación del Gobierno a «estar alerta» y actuar contra los homenajes o concentraciones «en la medida de que pudiesen constituir delito de enaltecimiento del terrorismo y humillación de las víctimas». De hecho, este tipo de manifestaciones creció el pasado año un 158%, denunció el Colectivo de Víctimas del Terrorismo, que, más allá de los recibimientos y bienvenidas a los reclusos, advirtió también del «aumento considerable» de la colocación de pancartas y pintadas en favor de la banda.