Túnel de Bailén
Túnel de Bailén - GOOGLE MAPS

El túnel de Bailén cerrará un año por las obras de la plaza de España

Se prohibirá la circulación al tráfico a partir del próximo 5 de agosto y afectará al paso subterráneo y a su superficie

MADRIDActualizado:

Las obras de remodelación de la plaza de España, iniciadas el pasado mes de mayo, provocarán el cierre a la circulación del tráfico en el túnel de la calle Bailén, a partir del próximo 5 de agosto. La clausura, que se extenderá al menos un año, afectará al paso subterráneo –en ambos sentidos– y a su superficie: los carriles de la calle de Bailén, desde su intersección con la Cuesta de San Vicente hasta la plaza de Oriente y la intersección con la calle de San Quintín.

Adicionalmente, los operarios ocuparán las dos rampas de acceso a la calle de Bailén desde el nudo de la Cuesta de San Vicente. Los vehículos, en cambio, sí podrán acceder al aparcamiento público de Bailén desde la calle Mayor, siempre que estén garantizadas las máximas condiciones de seguridad.

Por otro lado, a partir del 19 de agosto –una vez finalicen los trabajos en la calle de Irún–, también será cortada la calle de Ferraz, en el tramo que alcanza desde la plaza de España hasta la calle de Luisa Fernanda. Al igual que en el caso del subterráneo de Bailén, su reapertura está prevista para agosto del próximo año.

El objetivo de estos trabajos es la prolongación del túnel de Bailén hasta la calle de Ferraz con una salida por la de Ventura Rodríguez. Esta actuación permitirá integrar la propia plaza de España con los Jardines de Sabatini a través de un paseo ajardinado y arbolado, y reducirá los actuales desniveles con la plaza de Oriente.

Con un plazo de ejecución de 20 meses, la nueva la plaza de España, con más vegetación y el primer «Shibuya» –un paso de peatones diagonal, típicamente nipón– estará abierta a todos los madrileños para finales de 2020.