El sindicato CSIT reparte mascarillas contra la contaminación a los agentes de Movilidad

Lamenta que el Ayuntamiento «haya olvidado tomar medidas que protejan a los empleados públicos que regulan el tráfico»

MadridActualizado:

El sindicato CSIT ha lamentado que el Ayuntamiento de Madrid no haya protegido a los agentes de Movilidad de los perjuicios que les causa la exposición a un aire muy contaminado en sus labores de regulación del tráfico, una inacción ante la que el sindicato ha comprado mascarillas y las ha repartido entre la plantilla.

«El Ayuntamiento de Madrid ha olvidado tomar medidas que protejan a los empleados públicos que regulan el tráfico de los perjuicios que provoca una inhalación y exposición continuada al aire altamente contaminado», ha alertado el sindicato a través de un comunicado. Además de la Policía Municipal destinada a puestos de vigilancia de tráfico, prácticamente toda la plantilla de 600 agentes de Movilidad están expuestos al riesgo.

El sindicato explica que «dado que el Ayuntamiento no ha tenido en cuenta a estos trabajadores» se ha visto «obligado» a comprar mascarillas y repartirlas entre la plantilla de agentes cuyos puestos de trabajo permanecen en los lugares con mayor riesgo para la salud por la continua exposición a esta alta concentración de NO2 en el aire que respiran durante las 8 horas de trabajo.

El nuevo pico de contaminación por dióxido de nitrógeno que ha obligado a reactivar el protocolo contra la contaminación se ha visto agravado por un aumento de las partículas en suspensión PM10, que en la mañana del lunes rebasan los niveles aceptables en dos estaciones de medición.