García de Vinuesa (izq.), García Escudero y Díaz Ayuso, en un acto del PP
García de Vinuesa (izq.), García Escudero y Díaz Ayuso, en un acto del PP - ABC

Cs entrega la Alcaldía de Alcobendas al PSOE tras 12 de años de mandato del PP

Según el pacto alcanzado, los socialistas tendrán el poder los dos primeros años hasta que, llegado el ecuador de la legislatura, el bastón de mando pase a manos de Ciudadanos

Efe
MadridActualizado:

El PSOE y Cs han firmado hoy un acuerdo de Gobierno en Alcobendas, por el que los nueve ediles del PSOE y los cinco de Cs conformarán un Ejecutivo «estable y reformista», en el que «se alternarán» la Alcaldía cada dos años, sumando los 14 ediles necesarios para la mayoría absoluta. El documento ha sido suscrito por el líder del PSOE, Rafael Sánchez Acera, y el de Cs, Miguel Ángel Arranz; y recoge que gobernarán «en coalición», aunque turnándose la Alcaldía.

Según el pacto alcanzado, Acera será alcalde los dos primeros años, mientras que Arranz figurará como vicealcalde. No obstante, cuando llegue el ecuador de la legislatura, la Alcaldía pasará a manos de Ciudadanos, «garantizando la continuidad del equipo y el programa de gobierno», según recogen ambas formaciones en un comunicado.

Acera y Arranz han acordado 17 «compromisos políticos» enfocados a «mejorar la ciudad de Alcobendas», entre los que ambos dirigentes destacan «una apuesta decidida» por la vivienda pública «a precios asequibles», la igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres, y la rebaja de impuestos a familias, desempleados y autónomos.

También se proponen poner en marcha medidas concretas «de regeneración democrática» y «pactos cívicos» por el respeto al medio ambiente. Para el portavoz del PSOE se trata de «un acuerdo histórico, que pone las bases del Alcobendas futuro», que tendrá como prioridad «los problemas de los vecinos», como «el problema de la limpieza viaria o la escasez de vivienda protegida». Por su parte, Arranz ha destacado que los vecinos pedían «diálogo, búsqueda de consensos y gobiernos liderados por alcaldes moderados», algo que se comprometen a cumplir.

Fin a doce años de mandato popular

Por su parte, el alcalde en funciones de Alcobendas hasta este sábado, Ignacio García de Vinuesa (PP), ha asegurado que aceptó el «chantaje» de Ciudadanos, que le reclamaba dar un paso atrás y no optar a la reelección y que aún así la formación naranja ha pactado finalmente con el PSOE.

Así lo ha revelado el edil tras tomar la palabra durante la sesión de investidura, donde ha empezado recordando los datos que salieron de las urnas el pasado 26 de mayo apuntando que «los ciudadanos querían que siguiera gobernando el PP».

«El hecho de que yo no aceptara este chantaje implicaba que yo dañara a Alcobendas y a mi equipo que tanto ha trabajado por la ciudad. Al final, aunque mucha gente me ha dicho que era algo que no debía aceptar, decidí aceptarlo. Mi sorpresa fue que aunque lo hice no lo aceptaron y que el acuerdo del que hablan», ha dado a conocer. Vinueasa ha apuntado al respecto que ha reflexionado «sobre el daño que le hacía a la ciudad cambiando de gobierno» y que, de ahí, finalmente optara por aceptar la condición de la formación naranja.

Asimismo, por primera vez, ha reconocido que Ciudadanos pidió su paso atrás para apoyar a los populares, una condición que ha tachado de «antidemocrática». «No han querido reunirse con nosotros más que si yo me iba del Ayuntamiento y a pesar de ello les mandamos más documentación proponiéndoles avanzar», ha revelado.