Maqueta histórica de la reconstrucción de la Ciudad Universitaria
Maqueta histórica de la reconstrucción de la Ciudad Universitaria - ÓSCAR DEL POZO

Música, cine y maquetas históricas por el 90 aniversario de la Ciudad Universitaria

Las tres universidades -Complutense, Politécnica y UNED-, el Ayuntamiento de Madrid y la Comunidad Autónoma elaboran un programa de actividades

MADRIDActualizado:

La Ciudad Universitaria cumple 90 años el próximo mes de mayo. Para celebrarlo, se prepara un programa de actividades en el que han tomado parte las tres universidades que se ubican en este campus -la Complutense, la Politécnica y la UNED- y las dos grandes instituciones políticas madrileñas, la Comunidad Autónoma y el Ayuntamiento. Además, la facultad de Medicina se convierte en sede de la exposición de dos maquetas históricas sobre el campus, con su estado durante la Guerra Civil -trincheras incluidas- y su reconstrucción ideal, tras el conflicto.

Manuela Carmena, alcaldesa de Madrid, recordaba ayer, ante los rectores Carlos Andradas (Complutense), Alejandro Tiana (UNED) y Guillermo Cisneros (Politécnica), los tiempos en que como estudiante, «venía a esta facultad de Medicina a tirar panfletos». Cristina Cifuentes, presidenta regional, que conseva su plaza en la Complutense, reiteró el «compromiso presupuestario» de su Gobierno con las universidades.

Las maquetas históricas se mostraron por primera vez en 1942. En una de ellas, de 490 X 510 centímetros, propiedad del Museo del Ejército, refleja el estado en que quedó el campus tras la Guerra Civil, con las trincheras de uno y otro bando señaladas. La segunda maqueta tiene 510 X 540 centímetros, y muestra el proyecto de la Ciudad Universitaria tal y como fue concebido tras la guerra civil. Incluso, con algunos edificios que nunca se realizaron.

Lotería universitaria

El proyecto de Ciudad Universitaria se puso en marcha a comienzos del siglo pasado de forma planificada, con el fin de reunir los edificios universitarios, dispersos por toda la ciudad. Para financiar las obras, se recurrió a múltiples sistemas. Y uno de ellos fue la puesta en marcha de una Lotería Universitaria. El primero que tocó fue el número 45785, que se vendió, entre otros puntos, por un limpiabotas de la estación de Atocha, José Muñoz.

La Guerra Civil convirtió la Ciudad Universitaria -donde ya estaba levantada buena parte de lo proyectado- en un frente de batalla. Hubo daños en muchas facultades y Escuelas, y tras el conflicto se inició la reconstrucción: el 12 de octubre de 1943 se inauguró oficialmente.

Las huellas del tranvía

Una vez que se reabrió la Ciudad Universitaria, el medio de transporte que se utilizó en primer lugar fueron los autobuses de gasógeno. En 1945, se sustituyeron por unos tranvías blancos y azules, que funcionaron hasta casi el final de los 60. Aún queda, en la ahora llamada «Vía verde», algún rastro de los raíles que en su día ocuparon estos tranvías, que llevaban desde Moncloa hasta el Paraninfo y volvían.

Como gran campus que era, recibió muchas visitas ilustres, aunque tal vez una de las menos conocidas fue la de Che Guevara, en 1959. En el imaginario de muchos españoles, la Ciudad Universitaria está intrínsecamente unida a la figura de los «grises», la Policía Armada del franquismo que tanta veces corrió tras los estudiantes en las algaradas universitarias.