El momento del encontronazo entre Martínez-Almeida y Javier Ortega Smith - EFE / Vídeo: EuropaPress

El minuto de silencio deja solo a Vox en su crítica a la Ley de Violencia de Género

El alcalde reprochó al edil de Vox la falta de consenso para luchar contra lo que considera «una realidad dramática en Madrid»

MadridActualizado:

Los concejales de Vox anunciaron que no acudirían al minuto de silencio celebrado ayer en la plaza de Cibeles para condenar el asesinato de una mujer a manos de su pareja en Ciudad Lineal. Consideraban que se trataba de «una campaña publicitaria de la izquierda», pese a estar convocado por el gobierno de PP-Ciudadanos. Al final, se presentaron con otra pancarta en la que defendían que «la violencia no tiene género». Lo que iba a ser un acto de consenso y repulsa a los asesinatos machistas terminó con un gesto de división y una reprimenda del alcalde de la capital, José Luis Martínez-Almeida, que reclamó a Javier Ortega Smith la falta de cohesión ante «una realidad dramática en Madrid».

A pocos metros del cartel de Vox, representantes del resto de grupos municipales -la vicealcaldesa Begoña Villacís (Ciudadanos), Pepu Hernández (PSOE) o Marta Higueras (Más Madrid)- sujetaban la pancarta oficial con un lazo morado y el lema: «¡Basta ya! No a la violencia de género».

Para Ortega Smith esta frase no es más que «una manipulación propagandística» que «oculta» a los «olvidados». «Nosotros no vamos a aceptar es el discurso de la ideología de género, que es el discurso que marca la izquierda. Estamos contra toda la violencia, pero también cuando asesinan a un hombre o a un niño», expresó tras ser cuestionado por el regidor.

«Yo entiendo que hay violencia intrafamiliar, y tenemos un pacto en el que lo abordamos, pero también es cierto que el 20% de las muertes violentas en la Comunidad son asesinatos de mujeres», le respondió Martínez-Almeida.

Rechazo al pacto

El pasado agosto, tras el asesinato de otra mujer en Tetuán, los concejales de Vox no acudieron al minuto de silencio. Tampoco asistieron este mes a la reunión que les convocó el delegado de Familias, Igualdad y Bienestar Social, Pepe Aniorte, para negociar un pacto de consenso contra la violencia machista.

Ortega Smith justificó su plantón argumentando que las medidas planteadas «claramente sugieren la intervención de lobbies de género perpetuando un negocio sustentado sobre la lacra de la violencia». Y ayer, usando otras palabras, repitió el mismo argumentario.

«Estimado alcalde, aunque solo hubiera un 1%, la vida de una persona vale lo mismo, aunque fuera el 1% de una estadística; no va a decir el alcalde que solo hay que proteger cuando en las estadísticas eres mayoritario», arguyó el edil de Vox, antes de replicar que sus concejales no se pondrían detrás de la pancarta porque es la que usa habitualmente la izquierda.

«Es la que pone el Ayuntamiento. Creo que lo razonable, Javier, es que nos juntemos todos», le replicó el alcalde, que le recordó que él tampoco comparte «la ideología de género ni el feminismo del 8 de marzo». «Es una pena que en esto no podamos llegar a un acuerdo», lamentó. Una vez ha finalizado el encontronazo, Martínez-Almeida subrayó que «toda muestra de división, de enfrentamiento, en la violencia contra las mujeres es un flaco favor» y pidió que no «puede volver a pasar» una situación similar.