«Antidisturbios» en el Pozo del Tío Raimundo, frente a los vecinos | Vídeo: EP

Máxima tensión en Vallecas: atacan la casa del clan señalado por asesinar a su vecino

Los «antidisturbios» de la Policía Nacional están desplegados en la casa de los presuntos implicados en el crimen para evitar un asalto por tercer día consecutivo

Actualizado:

Por tercer día consecutivo, la escalada de tensión registrada en el Pozo del Tío Raimundo –una humilde zona del barrio de Entrevías (Puente de Vallecas)– tras la muerte de un vecino de 64 años, apuñalado mortalmente en el cuello, ha vuelto a convertir el enclave en un violento polvorín. Los residentes de la zona se han concentrado de nuevo a las puertas de la vivienda habitada por varios miembros del clan de etnia gitana Los Visita, a los que todos en el enclave señalan como los presuntos culpables del crimen de su vecino.

Al grito de «¡asesinos!», varias personas han lanzado piedras, basura y otros objetos contra la fachada, en el número 12 de la calle de Esteban Carros, además de intentar prender fuego a unas telas amontonadas a las puertas de la entrada que da acceso al patio trasero. Como ya hicieran la noche anterior, los agentes de la Unidad de Intervención Policial (UIP), más conocidos como «antidisturbios» se han visto obligados a intervenir para evitar males mayores.

Los altercados no hacen sino secundar el clima de tensión que se vive en este barrio desde el asesinato. Durante la noche del martes, los vecinos quemaron un camión propiedad de los presuntos implicados en el crimen. No obstante, los familiares del principal señalado niegan las acusaciones y aseguran que «no tienen nada que ver», al tiempo que aluden a un supuesto «racismo» de sus vecinos.