La única máquina que presta libros fuera de una librería cumple un año
Libroexpress está teniendo buena acogida entre los usuarios de Metro y Renfe de Madrid - abc

La única máquina que presta libros fuera de una librería cumple un año

En un año, ya ha distribuido más de 10.000 libros a unos 3.5000 usuarios

madrid Actualizado:

El Libroexpress de Sol es la primera máquina de préstamo gratuito de libros instalada en España. Esta semana cumple un año de funcionamiento y ya ha realizado unos 10.000 préstamos a más de 3.500 usuarios. Esta iniciativa se ha convertido en la primera experiencia europea de préstamo fuera de las bibliotecas.

Según informó la Comunidad, Madrid el objetivo es facilitar la lectura a los ciudadanos fuera de la biblioteca. El primero fue instalado hace ya un año en una estación de Cercanías ( Sol). Según la Encuesta sobre Hogares y Medio Ambiente del Instituto Nacional de Estadística (INE), los madrileños son los españoles que más utilizan el transporte público. Esta ha sido la razón fundamental por la que se ha promovido la iniciativa en nuestra región.

Asimismo, según el Estudio Hábitos de Lectura y Compra de Libros en España 2011, de la Federación de Gremios de Editores de España, los madrileños son los españoles que más leen en el transporte público, con un porcentaje del 34,6%, frente al 16,6% de la media nacional. «Es una idea fantástica, descubrí la máquina de préstamos en Sol hace 3 días y ya estoy leyendo uno de los ejemplares, sería interesante probarlo en más estaciones para que abarque un mayor número de público, siempre se agradecen estas iniciativas», propone la madrileña Mari Carmen usuaria habitual de Renfe.

El Libroexpress cumple en esta semana un año de funcionamiento y como novedad el servicio de préstamo podrá realizarse a través de Internet, donde además pueden consultarse títulos y autores y leer reseñas. Este recurso de acceso a la lectura funciona las 24 horas del día en el Andén 1 de la estación de Cercanías de Sol. Los ciudadanos necesitan su DNI, el carné de bibliometro o el de las bibliotecas públicas de Madrid para retirar y devolver un ejemplar.