Baraka compra a Wanda el Edificio España y se lo revende a Riu

Casanova se hace cargo de la zona comercial de 15.000 metros cuadrados, donde se instalarán unos grandes almacenes

MADRID Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

La cadena hotelera Riu ha llegado a un acuerdo con Grupo Baraka para adquirir el 100% de la propiedad del Edificio España para posteriormente realizar la reforma necesaria para convertirlo en el primer hotel urbano de la compañía mallorquina. Esta transacción se ha producido inmediatamente después de que Wanda y el «holding» murciano firmasen en una notaría de Madrid el acuerdo de compraventa del rascacielos madrileño por 272 millones; el mismo importe por el que a su vez Wang Jianlin adquirió el complejo al Banco Santander.

No obstante, el presidente de Baraka, Trinitario Casanova, se hará cargo de la zona comercial de 15.000 metros cuadrados, donde se instalarán unos grandes almacenes. Las empresas se habían citado esta mañana para rubricar una operación que se paralizó hace dos meses por la falta de documentación fiscal por parte del grupo chino.

El pasado abril, Riu reunció a invertir en el proyecto. La empresa mallorquina iba a adquirir el 25% de la propiedad del rascacielos, según informó ABC. Sin embargo, según han explicado a este diario fuentes de la cadena hotelera, la prórrogra para firmar la compraventa entre Baraka y Wanda sirvió para que las negociaciones con Riu fluyesen en otro sentido. Así, finalmente, los mallorquines han optado por hacerse con todo el proyecto. La inversión total que ha desembolsado el grupo mallorquín se sitúa en torno a los 380-400 millones de euros entre la compraventa del rascacielos y el coste del acondicionamiento del complejo.

El futuro hotel Riu Plaza ocupará 24 plantas del Edificio España, que tiene 27 alturas, mientras que el resto se destinarán a uso comercial; sumará aproximadamente 650 habitaciones y tendrá una categoría de 4 estrellas. El hotel tendrá también un espacio de más de 1.800 metros cuadrados destinados a eventos, lo cual incluye una sala diáfana de 1.500 metros cuadrados y una altura de 6 metros, que se convertirá en un espacio único en el centro de Madrid. También contará con dos restaurantes, una piscina en la azotea, planta en la que también se encuentra el Sky Bar y espacio adicional para eventos que suman más de 900 metros cuadrados.

Adelantó 20 millones

Wanda puso el límite para cerrar el acuerdo precisamente hoy, 1 de junio. Si la operación no se hubiera cerrado, la compañía de Wang Jianlin advirtió de que podría «finalizar el acuerdo y retener los depósitos recibidos».

Tras el cruce de acusaciones entre Wanda y Baraka, fruto de las desavenencias surgidas a raíz de que el grupo chino no hubiera podido presentar los informes fiscales requeridos para cerrar el trato, la operación ha llegado a buen puerto después de una primera tentativa frustrada.

Esto ocurrió cuando Wanda decidió retirar su inversión en el emblemático Edificio España por desavenencias con las autoridades madrileñas sobre cómo restaurarlo, ya que el grupo chino proponía demolerlo por completo para levantarlo de nuevo con su aspecto anterior, mientras las normativas madrileñas exigían la conservación de la fachada.

Licencia de hotel tras el verano

El edil de Desarrollo Urbano Sostenible, José Manuel Calvo, ha detallado que las obras podrían comenzar hoy mismo, puesto que la licencia ya está tramitada. No obstante, el permiso para la instalación del hotel «se está tramitando» y no estará lista hasta después del verano. «Se prevé que pueda empezar en los meses de septiembre u octubre», ha dicho Calvo tras la Junta de Gobierno.

Respecto a cómo ha abordado Baraka la compra del Edificio España, Calvo ha detallado que la información de la que dispone el Ayuntamiento es que el grupo murciano y la cadena hotelera Riu han llegado a un acuerdo para abordarlo juntos. Este extremo contrasta con la posición manifestada por el hotel hace dos meses, cuando aseguró que solo iba a figurar como inquilino pero no como propietario.