Manuela Carmena abraza al nuevo alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, en el pleno de Cibeles - IGNACIO GIL | Vídeo: AT

Almeida toma el relevo de Carmena como alcalde de Madrid

Los concejales de PP, Cs y Vox apoyan su investidura, sólo con los votos en contra de Más Madrid y PSOE

MadridActualizado:

Tras cerrar un acuerdo a cinco horas de que diese comienzo el pleno de constitución del Ayuntamiento de Madrid, el PP recupera la alcaldía de la capital de la mano de José Luis Martínez-Almeida. La cesión de cuatro áreas de gobierno y nueve presidencias de distrito a Cs, así como de tres presidencias de distrito más a Vox le permitió al Abogado del Estado popular obtener el apoyo de los 15 concejales del PP, los 11 de Ciudadanos y los 4 de Vox. A sabiendas de que Martínez-Almeida alcanzaría la mayoría absoluta, los 19 concejales de Más Madrid optaron por votar a su candidata, Manuela Carmena, y los 8 del PSOE a su líder Pepu Hernández. «Trataré de estar a la altura de lo que vosotros hicísteis como alcaldes del PP», expresó en su primera intervención como regidor de la capital mirando a sus precedecesores populares en el cargo.

La que fue su maestra y quien le trajo a la política en 2015, Esperanza Aguirre, observó desde la tribuna cómo su ahijado político recuperaba el bastón de mando de las manos de Manuela Carmena, la mujer que, a su vez, le arrebató a Aguirre el poder hace ahora cuatro años. Este momento histórico tampoco se lo quiso perder el presidente del PP, Pablo Casado, y otros exalcaldes madrileños como José María Álvarez del Manzano -que cerraba la lista de Martínez-Almeida-, Alberto Ruiz-Gallardón o Ana Botella, quienes rompieron a aplaudir cuando terminó la votación.

Martínez-Almeida, ya como presidente del pleno dio paso a Javier Ortega Smith, el portavoz de Vox, el grupo con menor representación. «Tenemos que representar a todos los madrileños, nos hayan votado o no. Desde nuestro grupo, por encima de diferencias legítimas, habremos de ser los garantes del respeto y el cumplimiento de la legalidad. Venimos a someternos al dictado de las leyes. Ni un sólo euro de las arcas de este ayuntamiento puede ir a otro destino que el servicio público. Un futuro donde la corrupción no tenga cabida», afirmó antes de concluir con un «¡Viva Madrid, Viva España».

El portavoz socialista, Pepu Hernández, que también se estrenaba en el pleno del Ayuntamiento, aprovechó su primera intervención para lanzar un dardo al PP: «Supongo que ya no les interesa aquello de que gobierne la fuerza más votada», ironizó. «El trío de Colón va a gobernar Madrid desde el Palacio de Cibeles. Esa es la verdad», criticó, de nuevo. Para los socialistas «este nuevo gobierno va por detrás de la sociedad madrileña».

Vestida de blanco inmaculado, la portavoz de Cs y próxima vicealcaldesa, Begoña Villacís, destacó que Madrid nunca ha tenido un gobierno de coalición. «No se me ocurre una manera más democrática de gobernar», afirmó. «En esta nueva hora se han acabado las mayorías absolutas, señores del PSOE, no es quiénes firman los pactos, sino cómo. Dejen los prejuicios», reprochó.

Andrea Levy, como número dos del PP en el Ayuntamiento, habló en nombre de su grupo y prometió hacer Madrid «la capital de la tolerancia asentada sobre los cimientos de la libertad». «Este Ayuntamiento será la casa de todos los madrileños, vivan en el barrio que vivan», destacó. «Tras cuatro años perdidos para los madrileños, Madrid tiene un alcalde y un proyecto político transformador», celebró.

Durante su intervención, Carmena, con un tono más áspero del habitual, reconoció que desde el 26 de mayo ya supo que Martínez-Almeida ya sería alcalde y, por eso, ya le felicitó. «Los que sabemos lo que nos costó traer a España la democracia tenemos cuidarla, igual que cuidamos los afectos y los amores», defendió. «El feminismo es la mayor revolución del mundo sin que haya caído una gota de sangre», expresó mirando a la tribuna de Vox. La exjuez censuró, pese a que la tacharan de «buenista», los discursos en los que se «insulta» o se «utiliza la mentira».

Mirando a Aguirre, sentada en la tribuna frente al estrado desde el que hablaba Carmena, aseguró: «Ha habido una paradoja mi grupo, Más Madrid, ha ganado estrepitosamente las elecciones. Cómo no me van a parecer bien los pactos, pero creyendo en los pactos tenemos que saber cuál es la situación sociológica que hace cuatro años». La ya exalcaldesa sacó pecho de los logros de su mandato como la reducción de la deuda y de los proyectos que, sostuvo, podrán inaugurar los populares. «Se van a encontrar con tanto trabajo hecho, que lo van a disfrutar y yo me alegro de que lo vean los madrileños», aseveró.

Martínez-Almeida, que cerró la sesión ya como alcalde, comenzó su intervención dando las gracias a Casado, a su maestra Aguirre y con el especial recuerdo a sus padres recientemente fallecidos. Tras agradecer el trabajo a Carmena, el nuevo alcalde se mostró convencido de que ningún concejal será amenazado como ocurrió hace cuatro años. Su premisa para gobernar, junto con Cs y Vox es que hay que «ganar el futuro sin reescribir el pasado».