Una bicicleta circula junto a un coche en la calle de Mayor
Una bicicleta circula junto a un coche en la calle de Mayor - DE SAN BERNARDO

Carmena pisa el acelerador para cerrar el centro de cara a las elecciones de 2019

Pese a la intención del Ayuntamiento, muchas son las obras que no terminarán en el plazo prometido

MadridActualizado:

Quedan quince meses para las elecciones municipales y a Ahora Madrid le faltan muchas promesas por cumplir. El calendario juega en su contra para terminar a tiempo sus obras más emblemáticas, proyectos que entregan Madrid al peatón y la bicicleta, en detrimento del vehículo privado. Con el pie puesto en el acelerador, el Gobierno municipal garantiza tener su diseño de ciudad casi finalizado para obtener la reválida en las urnas. Centro es su escaparate, su distrito estrella, donde obtuvo el 49,14% de los votos en los comicios de 2015, y donde espera mejorar el dato con su gran sello: el Área de Prioridad Residencial (APR) única. Esta zona restringida supuestamente iba a estar en marcha en el primer semestre de este año, pero los plazos se han ido alargando, como en otros planes divulgados, y previsiblemente no verá la luz hasta una vez terminado el verano.

La remodelación de Atocha y Carretas –una iniciativa que se anunció en noviembre de 2015, cinco meses después de que Ahora Madrid llegara a Cibeles, y que se va a ejecutar dos años y tres meses después de su publicidad– va a coincidir en tiempo con el lavado de cara de la Gran Vía. Aunque también se ha ido demorando en tiempo el inicio de las obras de la vía centenaria, el equipo de Manuela Carmena espera que esté terminada la calle tal y como la han previsto a principios de 2019. Según informó el delegado de Desarrollo Urbano Sostenible, José Manuel Calvo, la dilatación de los trabajos podría acortarse a diez meses, a contar desde que entren las máquinas, en marzo. Según el contrato de adjudicación de la reforma de la Gran Vía, el plazo estimado es de 13 meses.

No verán los madrileños el entorno de la Plaza de España finalizado en mayo de 2019. Los trabajos comenzarán en septiembre, según indicó Calvo en su última entrevista, en 20 Minutos, y el tiempo estimado para su desarrollo es de entre 16 y 18 meses. Contaban con que estuviera lista para primavera del año que viene; el sueño se desvanece.

La peatonalización de Chueca sí va avanzada, aunque aún quedan calles por culminar. Los trabajos de Atocha y Carretas se harán en paralelo a la reforma del entorno de Tirso de Molina, para la que aún no se han fijado fechas. Ahora Madrid aprobó a finales de diciembre autorizar el contrato de obras de reurbanización del eje viario de las calles Magdalena, Duque de Alba, San Millán, plaza de la Cebada y carrera de San Francisco, con un gasto plurianual de 4 millones de euros. Se renovará la calzada y el mobiliario urbano y el alumbrado de San Millán, la plaza de la Cebada y carrera de San Francisco. Durante los próximos dos años, Centro se declara en obras.