Inauguracion de los Jardines del Almirante Cervera con Pedro Corral y Almeida
Inauguracion de los Jardines del Almirante Cervera con Pedro Corral y Almeida - Isabel Permuy

El almirante Cervera, despreciado por Colau, ya tiene sus jardines en Madrid

El Ayuntamiento de Manuela Carmena ha tardado un año en inagurar esta zona ajardinada de Chamberí en honor al héroe español de la Guerra de Cuba, desde que la propuesta del PP se aprobó en el Pleno con los votos en contra de Ahora Madrid

MadridActualizado:

Inmediatamente después de la polémica con la calle que la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, le quitó al almirante Pascual Cervera y Topete en abril del año pasado, el Partido Popular de Madrid propuso en el pleno de Chamberí rendir tributo al marinero español en una plaza ajardinada sin denominación. La iniciativa salió adelante con el apoyo del PSOE y Ciudadanos, pero ha tenido que pasar un año para que ayer, por fin, dicha zona ajardinada ubicada junto a la plaza del Conde del Valle Suchil fuera bautizara oficialmente como los Jardines del Almirante Cervera.

En el caso de la Ciudad Condal no hubo ninguna posibilidad de evitar el «agravio» –según lo calificó en ABC el bisnieto del famoso almirante, Guillermo Cervera Govantes– que supuso la «doliente y mísera» decisión de negarle el reconocimiento a su bisabuelo, que comandó a la armada española durante la Guerra de Cuba. Colau lo justificó con el argumento de que este héroe nacido en Cádiz en 1839 « era un facha». Y en sustitución, homenajeó al fallecido actor y director de teatro Pepe Rubianes. El mismo que, en 2006, dijo en TV3: «La unidad de España me suda la polla. Que se metan España por el culo a ver si les explota».

«Se trata del héroe del combate naval de Santiago de Cuba del 3 de julio de 1898, que, junto a los 2.000 hijos de nuestras tierras que dotaban su Escuadra, supo poner un broche de dignidad a aquel desastre en que se vio envuelto nuestro país», defendía Cervera Govantes, quién añadía después: «Vivimos una temporada muy larga en la que es patente el empeño de muchos, que han tocado poder en instituciones de distintas administraciones, en revertir este cariño y respeto en hartazgo, odio y frustración. El agravio a nuestro almirante es uno más de una larga lista que todos los días tenemos que soportar».

La oportunidad perdida

En el caso de Madrid, la pretensión del PP era que los jardines estuvieran bautizados el 3 de julio, hace ya diez meses. La formación quería hacer coincidir el acto con el 120 aniversario del Desastre del 98. «Pese a la derrota, el almirante se ganó la admiración de sus adversarios y un lugar en la historia de nuestra Armada y de España», explicó entonces el concejal popular Pedro Corral. Para este edil experto en la historia de la Guerra Civil, esa fecha «habría sido una ocasión muy propicia para inaugurar los jardines dedicados a este insigne marino en Chamberí, junto a Isaac Peral o Trafalgar».

Sin embargo, no fue posible con el ayuntamiento de Manuela Carmena enfrente, a pesar de que su partido, Ahora Madrid, se quedó solo con sus votos en contra. Pasaron muchos meses desde que se celebró la sesión plenaria y el Consistorio seguía «olvidándose» de su obligación. Según denunció Corral en septiembre, «es bastante ilustrativo del sectarismo recalcitrante de este equipo de Gobierno el hecho de que para un jardín de las Brigadas Internacionales hayan tardado solo tres días desde que los aprobaron hasta que los inauguraron». «Si Cervera hubiera sido comunista, habría tenido más suerte con el Ayuntamiento de Carmena», añadía el que fuera delegado de Las Artes con Ana Botella como regidora.

Con la instalación de la placa ayer se cumple, por lo tanto, la propuesta del PP realizada aprobada en el Pleno hace ya un año. Al acto de homenaje asistió otro de los biznieto del almirante, Pascual Cervera Toscares, así como la concejala en funciones, Esther Gómez; el almirante Fernando Poole Quintana, en representación de la Armada, y otros miembros de la corporación municipal.